La mala gestión que se está haciendo de la pandemia por parte de todas las administraciones, tanto autonómicas como la estatal, está repercutiendo en la actividad de los médicos. Por ello, desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) consideran urgente y no demorable exigir al Ministerio de Sanidad y a las Comunidades Autónomas un cambio de actitud y un inicio de diálogo. Todo ello para conseguir un cambio en las condiciones laborales que están aumentando la penosidad de la situación actual para los médicos.

De esta forma solicitan una reunión urgente para establecer un diálogo que resuelva, en un plazo corto de tiempo, toda la problemática expuesta anteriormente. En caso de ser desoída esta necesidad, no descartan la toma de medidas legales. Incluida una huelga nacional de médicos, cumpliendo siempre y estrictamente con todas las medidas de seguridad.

Reivindicaciones para mejorar las condiciones laborales

En cuanto a cuáles deberían ser las mejores de las condiciones laborales desde CESM establecen una serie de prioridades. Para empezar la recuperación de las pagas extra y trienios al 100 por cien. También la aplicación de jornada de 35 horas semanales a nivel estatal.

Incluyen la subida al nivel 26 para todos los médicos. También el reconocimiento del contagio por SARS-COV2 en los médicos como enfermedad profesional. Esta medida debería incluir a los MIR. En este sentido, también piden el reconocimiento de la profesión médica como profesión de riesgo. Por último, incluyen una compensación económica por la sobrecarga laboral que está suponiendo la pandemia actual.

En otro orden de cosas también ven necesario que se empiecen a sentar las bases para poder tener una jubilación flexible. Asimismo, que se habilite el para trabajar en la homogenización de los servicios de salud, mejorando sus condiciones al alza de forma simétrica.