El Ministerio de Sanidad chino ha confirmado este jueves de 35 nuevos casos de coronavirus en el gigante asiático, todos importados, y ha registrado seis nuevas muertes, correspondientes a la ciudad de Wuhan, origen de la pandemia mundial y donde sin embargo ahora ya no se registran nuevos contagios.

Con este nuevo balance, el número de casos de coronavirus confirmados en China ha aumentado hasta los 81.589, de los cuales más de 76.000 están ya recuperados. Además, las autoridades mantienen bajo observación médica 1.075 casos de pacientes con coronavirus que están asintomáticos.

El balance de fallecidos, por su parte, ronda los 3.300, por debajo de los niveles que han alcanzado otros países como Italia, España, Estados Unidos y Francia.

El presidente chino, Xi Jinping, ha reconocido que la contención del brote pasa por eliminar la importación de nuevos casos, para lo cual se han reforzado las medidas de vigilancia y control. Desde esta semana, el país prohíbe la entrada de todos los extranjeros, aunque tengan permiso de residencia.