La compañía Lilly ha dado a conocer los resultados de un estudio sociológico sobre disfunción eréctil, elaborado por Demoscopia en toda España, coincidiendo con la presentación de Cialis, un nuevo medicamento oral, disponible desde el 21 de febrero en España, que libera al paciente y a su pareja de la necesidad de programar la actividad sexual en función de la toma de la medicación, al ofrecer un período de respuesta de 24 horas.

El doctor Ignacio Moncada, jefe de la unidad de Andrología del Hospital Gregorio Marañón, ha señalado, durante la presentación del estudio y el fármaco, que "las ventajas de Cialis son, precisamente, las que se derivan de su largo período de acción. El poder tomar un comprimido de este medicamento y no tener que planificar la actividad sexual es una enorme ventaja, teniendo en cuenta que casi la totalidad de los entrevistados señalaba que prefiere no planificar sus relaciones sexuales".

Cialis, según el doctor Moncada, vicepresidente de la Asociación Española de Andrología (AESA), inicia su efecto a partir de los 30 minutos de la toma y puede alargarse de 24 a 48 horas, lo que supone libertad para elegir el momento de tener una relación sexual. "De esta forma, se permite una mayor naturalidad y espontaneidad", subrayó. Además, dijo que al distanciarse la toma del medicamento de la actividad sexual, puede hacer que el paciente olvide incluso que está enfermo.

Esta nueva opción terapéutica ha logrado mejorar la capacidad de erección en más del 80 por ciento de los hombres que lo han tomado a lo largo de los diferentes ensayos clínicos realizados hasta la fecha, ha explicado Antonio Martín Morales, jefe de la unidad de Andrología del Hospital Carlos Haya de Málaga. Cialis ha sido bien tolerado en todos los pacientes que lo han tomado, con efectos secundarios leves-moderados y de carácter transitorio. Además, se ha mostrado altamente eficaz entre un grupo de población especialmente complejo a la hora de tratar esta disfunción, los pacientes con diabetes.

Otra de las importantes novedades que incorpora Cialis es que puede ser tomado con todo tipo de alimentos y bebidas, incluso con alcohol, por lo que no altera los hábitos de vida del paciente.

El estudio sociológico, presentado por José María Pomerol, director del servicio de Andrología de la Fundación Puigvert, ha sido realizado a escala nacional para conocer más de cerca la realidad y las consecuencias de un problema que afecta a alrededor de dos millones de españoles. Cuando se les preguntaba sobre sus prioridades a la hora de afrontar su disfunción, eficacia, seguridad y naturalidad son los tres factores que más valorarían de un tratamiento para poder recobrar una vida sexual satisfactoria. Otro resultado llamativo que ofrece el estudio es que el 64 por ciento de los afectados por esta disfunción que fueron entrevistados nunca ha solicitado ayuda médica. De hecho, el 86 por ciento de los aquejados declaraba que nunca ha tomado fármacos para tratar su problema. El 54 por ciento de los encuestados señala que no existe suficiente información sobre los tratamientos disponibles para los problemas de erección.