Las personas que padecen obesidad, sobre todo si es mórbida, pueden recurrir a la cirugía bariátrica como alternativa de tratamiento para bajar de peso.

Existen dos tipos de procedimientos de cirugía bariátrica: la gastrectomía vertical y la derivación gastrointestinal. Así lo explicó el director de la Clínica de Obesidad del Hospital General “Manuel Gea González” de la Secretaría de Salud (Ssa), Martín Edgardo Rojano Rodríguez.

Por ejemplo, la gastrectomía vertical, también conocida como manga gástrica laparoscópica, se utiliza para disminuir 80 por ciento de la capacidad gástrica. Con ello, se puede reducir la cantidad de alimento que ingiere la persona.

En tanto que la derivación gastrointestinal o bypass gástrico ayuda a disminuir la cantidad de alimento y a que el organismo absorba los nutrientes necesarios.

Rojano Rodríguez señaló que la cirugía bariátrica está indicada en la Norma Oficial Mexicana para el Tratamiento Integral del Sobrepeso y la Obesidad. Lo anterior para la persona que tiene un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 35 y asociada con comorbilidades como diabetes, hipertensión, hígado graso y dislipidemia.

Necesidad de una evaluación previa a la cirugía

De acuerdo con el especialista, antes de realizar el procedimiento, la persona se somete a una evaluación que dura entre tres y seis meses. Tiempo durante el cual se le aplican estudios psicológicos, físicos y de nutrición.

En entrevista por el Día Mundial de la Obesidad (12 de noviembre), resaltó que la cirugía bariátrica mejora la autoestima y disminuye la ansiedad y depresión después de la pérdida de peso. Subrayó además la necesidad de realizar este procedimiento quirúrgico con los mejores estándares de calidad, en centros especializados. Detalló que en la Clínica de Obesidad del Hospital General “Manuel Gea González” se realizan anualmente entre 100 y 150 cirugías bariátricas. “No todas las personas pueden someterse a este tratamiento quirúrgico y la o el médico es quien evalúa si es posible realizarlo”, advirtió.

Sobrepeso y obesidad en México

Ante la problemática que representa el sobrepeso y la obesidad en México, Rojano Rodríguez hizo un llamado a adoptar una alimentación saludable y realizar cualquier tipo de actividad física desde la niñez.

El sobrepeso y la obesidad se caracterizan por la acumulación anormal y excesiva de grasa corporal.

Ambas se acompañan de alteraciones metabólicas que incrementan el riesgo de desarrollar:

  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes mellitus.
  • Enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
  • Algunas neoplasias en mama, endometrio, colon y próstata.

 

La obesidad es considerada en México un problema de salud pública, debido a su magnitud y trascendencia.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2021 señala que, en México, 74.1 por ciento de las personas adultas y 38.2 por ciento de niñas y niños tienen sobrepeso u obesidad.