En entrevista para El Médico Interactivo México, el Dr. Roberto Delano Alonso, jefe del departamento de endoscopía gastrointestinal del Hospital General Dr. Manuel Gea González, en México, señala que no existe un registro preciso sobre la incidencia de las hemorroides. Sin embargo, se calculan tasas parecidas a las del mundo, es decir, que puede presentarse hasta en el 35% de la población.

¿Cuál es la incidencia?

De acuerdo con la revista científica Elsevier, las hemorroides pueden estar presentes hasta en el 35% de la población y aunque se presentan en cualquier etapa de la vida, hay un pico importante de aparición entre los 22 y los 55 años.

En México no existe un registro preciso sobre la incidencia de este padecimiento. Sin embargo, se calculan tasas parecidas a las del mundo, es decir que puede presentarse hasta en el 35% de la población.

Los hábitos alimenticios y otros factores de riesgo

Las hemorroides son un problema multifactorial que puede estar relacionado principalmente con una mala alimentación, que a su vez puede causar otras consecuencias.

  • Dieta baja en fibra
  • Dieta con bajo consumo de líquidos
  • Estreñimiento
  • Sedentarismo
  • Embarazo
  • Herencia

 

¿Cómo tratar las hemorroides?

La manera más fácil de prevenir y tratar las hemorroides en las primeras fases es la modificación de la dieta y los hábitos de ejercicio, es decir, fomentar una alimentación rica en fibra, con líquidos suficientes, libre de irritantes y baja en grasa, además de crear una rutina de ejercicio para mejorar el flujo sanguíneo.

Opciones quirúrgicas

Los médicos tratamos a las hemorroides con cambio de hábitos y farmacología, lo que funciona bien en las etapas leves de las hemorroides. En el caso de las hemorroides de un grado mayor o con manifestaciones visibles de la parte externa del recto.

Los procedimientos son la ligadura hemorroidal, engrapado de hemorroides al recto, fotocoagulación o la extirpación quirúrgica, mismos que pueden tener una recuperación variada hasta de varias semanas.

¿El diagnóstico puede confundirse?

Desafortunadamente, sí puede confundirse con un cáncer de ano o recto, sobre todo en personas mayores en las cuales puede sentirse una protuberancia que no necesariamente es una vena dilatada, sino un tumor.