E.P.- Una operación llamada "cirugía de reducción del volumen pulmonar", parece mejorar la salud y calidad de vida general de las personas con enfisema en fase final, y estos efectos duran al menos cinco años en más de la mitad de estas personas, según investigadores de la Universidad de Washington en Saint Louis (EE.UU.).

Los nuevos hallazgos se publican ahora en la última edición del Journal of Thoracic and Cardiovascular Surgery (J Thorac Cardiovasc Surg 2003 125: 430-432). Las evidencias del éxito de esta cirugía en pacientes con enfisema grave confirman su potencial para tratar a este tipo de personas críticamente enfermas, según los autores del nuevo trabajo.

El enfisema se caracteriza por la destrucción e hiperinsuflación de los pulmones, haciendo que para la persona sea muy difícil realizar las contracciones y expansiones propias de la respiración normal.

El nuevo método quirúrgico se espera que sirva de alternativa a los transplantes de pulmón que, hasta hace muy poco, eran la única opción disponible en los pacientes con afección pulmonar en estadios terminales.