El Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) reporta mil 367 casos positivos en México de viruela símica.

Los casos positivos se encuentran en 30 estados de la República Mexicana, siendo la Ciudad de México la que encabeza la lista con un total de 814 contagios. Le sigue Jalisco con 192, Estado de México con 115, Yucatán suma 61, Quintana Roo 37, Chiapas con 20, Nuevo León 13, Baja California 10, Tabasco 17 y Nayarit 6.

La Secretaría de Salud informa que hasta ahora existieron dos defunciones de personas que presentaron lesiones compatibles a la viruela de mono.

Por lo anterior, agrega que ya se investigan para dictaminar si existe causa atribuible a la infección

Radiografía de los contagios

Desde la notificación del primer caso de viruela del mono, el 27 de mayo de 2022, y hasta el 19 de septiembre, se identificó a dos mil 547 personas que cumplen la definición operacional de caso probable.

De ellas, mil 367 están confirmadas, 275 en estudio y 905 descartadas, reporta el InDRE.

En cuanto a distribución por sexo de personas con viruela de mono, el 98 % de los contagios corresponde a hombres.

De estos el 47.6 % tienen entre 30 y 39 años, es decir, un total de 651 de los mil 367 casos confirmados.

En el caso de contagios en menores de 20 años:

  • 6 tienen 19 años.
  • 3 tienen 18 años.
  • 1 tiene 17 años.
  • 1 tiene 15 años.
  • 1 tiene nueve años.
  • 1 tiene tres años.

 

Virus que no discrimina por sexo ni edad

La viruela símica es causada por un ortopoxvirus de la familia de la viruela, que fue la primera enfermedad erradicada por el ser humano tras acciones coordinadas de salud pública.

Se le llama coloquialmente del mono porque en 1958 fue detectada en estos animales; no obstante, también se puede encontrar en roedores.

En 1970 se detectó el primer caso en humanos y, desde entonces se han registrado brotes en una decena de países africanos.

Fue hasta 2003 que se confirmaron casos fuera de este continente, ocasionando brotes de la enfermedad en diferentes años.

“Es indispensable recalcar que atribuir la transmisión de este virus únicamente al contacto sexual es prematuro”, señala la Secretaría de Salud.

De igual manera hace hincapié en que el virus puede afectar a todas las personas sin distinción de su expresión sexual e identidad de género.