Los profesionales médicos se encuentran en una situación de incertidumbre al no saber qué tipo de pólizas de RCP y con qué coberturas o límites de capitales deben contratar ante la eventualidad de que se produzca una condena judicial al no disponer todavía de un baremo de daños sanitarios, según ha señalado el Colegio de Médicos de Pontevedra, que ha anunciado la creación de un observatorio para casos de errores médicos.

La iniciativa colegial se produce al objeto de colaborar con la sociedad cuando se produzcan situaciones derivadas de errores médicos que conlleven daños hacia las personas, situaciones inhabituales lejanas siempre a la mala fe, pero que pueden producirse lamentablemente como consecuencia de una actuación profesional y/o error humano.

Así, el Pleno de la Junta Directiva acordó en su reunión del pasado 18 de abril, crear un observatorio para casos de errores médicos, cuyo grupo de trabajo estará constituido por miembros de la Junta Directiva que contarán con el apoyo de la asesoría jurídica del Colegio y, según las necesidades, con peritajes de especialistas externos.

En este sentido, el Colegio pontevedrés ha mostrado su preocupación por la tardanza que el poder legislativo viene acumulando respecto a la aprobación y publicación de un baremo de daños sanitarios, tantas veces anunciado, y que en las actuales circunstancias se hace ya imprescindible.

En la actualidad los profesionales médicos se encuentran en una situación de incertidumbre ante la eventualidad de que se produzca una condena judicial, sea en vía penal o administrativa, consecuencia de una actuación profesional equivoca. Además, para daños similares las indemnizaciones que se vienen fijando por parte de los tribunales en las distintas comunidades autónomas no son homogéneas y, en ocasiones y orientativamente, se utiliza el baremo publicado para accidentes de tráfico, o incluso ni eso, pudiendo conllevar la aplicación de indemnizaciones desproporcionadas.