La primera empresa española fabricante y comercializadora de cobertura quirúrgica de un solo uso para el sector hospitalario. Eso es Cardivais. Desde su sede central, ubicada en el Parque Tecnológico de Andalucía (Málaga), envía productos a casi 50 países de todo mundo. Italia, Suiza, Chile, Polonia, Bulgaria, Líbano y Kenia, entre otros, reciben este material “made in Spain”, del que los packs de intervencionismo son los más solicitados. Y es que, como destaca Francisco Roca, director de Operaciones de Cardivais, la compañía destinó el 27 por ciento de sus ventas en 2020 a la exportación.

En la actualidad y después de haber dado respuesta a la gran demanda de material derivada de la crisis del coronavirus, aportando además ideas creativas para subsanar la falta de materias primas, la planta de Málaga continua con la fabricación de packs quirúrgicos de forma regular e investiga y desarrolla dispositivos para el área cardiovascular.

La empresa, además, utiliza las nuevas tecnologías para “dejar de ser proveedores para ser cadena de suministro”, señalaba Unai Atristain, director de Clínica de Cardiva, en una reciente presentación a los medios de comunicación.

Control del stock

Se refería al sistema logístico mediante el Agile System, la solución integral de Cardivais para los centros hospitalarios, basada en tecnología RFID o identificación por radiofrecuencia aplicada a dispositivos médicos de un solo uso.

La etiqueta Agile colocada en cada dispositivo permite saber la referencia, el código EAN, el lote, la fecha de caducidad y el código único de serie, “lo que garantiza la trazabilidad del producto”. Esta información, sincronizada automáticamente en la red, permite consultar a través del software INTagileservice los consumos y centro de costes, “brindando un control preciso y transparente del stock”.

Con este sistema, el stock queda en depósito para el que personal sanitario lo utilice cuando lo necesite y “nosotros lo controlamos en tiempo real para proceder a la reposición”. Una de las ventajas es liberar a dicho personal de esa tarea, “favoreciendo la gestión eficiente de la compra y la reposición automática”. Otra de ellas, que solo se paga por su consumo. “No hay un inmovilizado en avance”.

Agile System ya ha sido implantado en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, el Gregorio Marañón de Madrid, el Hospital Comarcal de Galdakano en País Vasco y en HM Hospitales.

Otro de los aspectos que se destaca desde Cardivais es el haber apostado por certificar dos líneas de batas con carácter dual, siendo las primeras fabricadas así en España: diseñadas como producto sanitario para proteger a profesionales y pacientes de los riesgos de infecciones cruzadas en quirófano y como equipo de protección individual (EPI) para salvaguardar al usuario de riesgos químicos y biológicos.

Planes de futuro

Con respecto a los planes de futuro, el objetivo de la compañía es continuar optimizando la fabricación de packs quirúrgicos y el desarrollo de nuevos dispositivos médicos, “siempre garantizando el suministro de forma autónoma y liderando la fabricación local”.

También se está trabajando en nuevas líneas asociadas a la Medicina Regenerativa, señalan desde Cardivais.