La primera causa de muerte en México son las enfermedades cardiovasculares y sus complicaciones ocupando un 25.5 por ciento. En segundo lugar, las enfermedades metabólicas y endocrinas como la diabetes, con un 17.5 por ciento; y en tercer lugar, los tumores malignos con un 13 por ciento.

La máxima autoridad reguladora en el país, Cofepris, aprobó la semana pasada dos nuevos usos terapéuticos para  el anticoagulante rivaroxabán después de la realización de los estudios denominados EINSTEN Y PIONEER AF-PCI, los cuales fueron presentados en los congresos del American College of Cardiology (ACC) en 2017 y de la American Heart Association (AHA) en 2018.

El Médico internista e intensivista Alfredo Cabrera Rayo , dscrito al Hospital Regional “1º de Octubre” del ISSSTE, explicó que aquellos pacientes que han tenido tromboembolismo venoso son tratados con anticoagulantes de tres hasta doce meses después de la complicación, sin embargo, es probable que al retirarlo, los síntomas vuelvan por lo que en algunos casos se recomendaba el ácido salicílico.

El estudio Einstein Choice demostró que pacientes con tromboembolismo venoso, que engloba la embolia pulmonar y la trombosis venosa profunda, que han tenido un seguimiento de hasta 12 meses con el anticoagulante redujo significativamente el riego de recurrencia de sufrir eventos tromboembólicos venosos hasta en un 74 por ciento.

En pacientes con fibrilación auricular no valvular y posterior a una operación coronaria percutaria con implantación de stent, la medicación con rivaroxabán redujo el riesgo de hemorragia en comparación con un tratamiento habitual con vitamina K y un antiplaquetario dual.

Es importante para los pacientes saber que alrededor de la cuarta parte de quienes deciden hacerse una cirugía de ese tipo tienen una mayor tendencia a sufrir trombos, lo que puede desencadenar un evento cerebral vascular, infarto al miocardio o trombosis de stent destacó el Dr. Javier Antezana Castro, cardiólogo clínico e intervencionista, adscrito a la Unidad Coronaria del Hospital de Cardiología del CMN Siglo XXI del IMSS.

El estudio PIONEER AF-PCI cobra gran relevancia ya que demuestra que una dosis diaria de rivaroxabán previene la aparición de estas complicaciones y reduce el riesgo de un evento hemorrágico y reduce la tasa de hemorragia en un 41 por ciento en comparación con otros tratamientos.

Así es como se corroboran los amplios y seguros beneficios de dicho medicamento que ya se encuentra en el cuadro básico del sistema de salud en México lo cual permitirá a los médicos de todo el país, contar con una importante herramienta terapéutica al momento de elegir el tratamiento más adecuado para cada paciente.