Se impartirán talleres para hacer encaminar estrategias que fortalezcan los procesos de identificación de estupefacientes que utilizarán los perfiles y caracterización química en comparación con las drogas actuales con el objetivo de encontrar e identificar las nuevas drogas de consumo. El anuncio fue realizado en el Primer Taller de Capacitación y buenas Prácticas sobre Nuevas Sustancias Psicoactivas.

Para llevar a cabo dichos talleres colaborará la Comisión Nacional Contra las Adicciones (CONADIC), impulsará a través de la Red Nacional de UNEME.CAPA y los Centros de Integración Juvenil en vinculación con la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

El evento fue realizado el pasado 18 de mayo con la colaboración de diversos representantes de la Oficina Nacional de Política de Drogas y de la Coordinación General de Servicios Periciales de la Agencia quienes actualizaron a los asistentes en cuanto a instrumentos que ayuden a colaborar con la identificación de dichas sustancias psicoactivas con el fin de implementar un sistema de Alerta Temprana.

Los instrumentos se enfocarán en la reducción de la oferta y demanda de narcóticos en el país y el combate de las consecuencias que tiene este delito tanto en materia de justicia y seguridad como de salud, ya que, el índice de primera vez va en aumento en jóvenes de menor edad en cuanto al consumo de la mariguana, especialistas que coinciden en que esta sustancia es la es la puerta de entrada para otras más dañinas.

De acuerdo a la última Encuesta ENSANUT se ha demostrado un aumento en el porcentaje de las mujeres en consumo reciente con 21.3 por ciento, mientras las cifras de los varones se sitúa en 25.7. En cuanto a las drogas de prescripción, se observó un incremento en el consumo por los varones.

En México se ha determinado a la mariguana como la principal droga de impacto en el cual los menores en grado de secundaria son del 10.6 por ciento, mientras que del bachillerato el 18.1 por ciento, es decir, el triple.

Llama la atención que, a partir de los 15 años, el consumo de otras drogas se mantiene en general estable, es decir, ya no crece, salvo el caso de la marihuana que presenta un crecimiento continuo. También la cocaína muestra un incremento sostenido, aunque en menor proporción que el de la mariguana.

En general, además de capacitación para identificación de consumo de nuevas sustancias, se necesitan más centros de apoyo para combatir este tipo de adicciones, son necesarios para atender las problemáticas mayores que necesitan de más infraestructura y de especialistas.

Aunque en todas las encuestas los varones son el mayor número de consumidores, cada vez son más las mujeres que consumen, haciendo que los marcadores se vean cada vez más cercanos. En particular, los niveles de consumo en inhalables y metanfetaminas, son iguales entre ambos sexos por lo que es necesario diseñar estrategias de prevención definidas para cada género.