Jesús Romano, Almería.- La última agresión sufrida por una facultativo almeriense, que tuvo que ser atendida al sufrir varias fracturas en las costillas, es tan sólo un ejemplo de los riesgos a los que se exponen los profesionales sanitarios durante el ejercicio de su labor. Para tratar de paliar esta lacra, el Colegio de Médicos de Almería se ha visto obligado a remitir, tanto al consejero de Salud de la Junta de Andalucía como al subdelegado del Gobierno, sendas cartas en las que se denuncian estos casos, al tiempo que se exige una solución inmediata a tal problemática.

En declaraciones a EL MEDICO INTERACTIVO, el presidente de la entidad colegial, Francisco Ortega Viñolo, ha manifestado que los casos de malos tratos a facultativos se producen "cada vez con más frecuencia", por lo que destaca la necesidad de que la Administración tome cartas en el asunto. En lo que va de año, el Colegio se ha personado como acusación en cinco causas judiciales por agresiones a médicos de la provincia, aunque el número de casos es superior, según indicó el máximo responsable de la entidad.

A este respecto, Ortega Viñolo aludió a la masificación en centros sanitarios, así como que en algunas de estas dependencias, además de las prestaciones habituales se ejecuten programas de dispensación de metadona, como dos de los factores que están propiciando el incremento de los ataques a médicos.

El Colegio de Almería ha decidido ponerse en contacto tanto con los representantes de la Administración regional como de la central después de que otro Colegio andaluz, el de Córdoba, hiciera lo propio, solicitando al subdelegado del Gobierno en aquella provincia que adopte las medidas necesarias para evitar que continúen manifestándose actos y situaciones violentas contra los profesionales de la Medicina. Según un informe elaborado por este último, el 35 por ciento de los profesionales de la Medicina están expuestos a sufrir agresiones durante su jornada laboral, siendo los puntos de dispensación de metadona, las urgencias hospitalarias y los servicios normales de urgencias los más conflictivos en este capítulo.

"El Colegio, por su parte, apoyará a todos los médicos que padezcan estas situaciones y se personará como acusación en todas aquellas causas de las que tenga conocimiento", aseveró a este diario Ortega Viñolo, quien apuntó que se ha remitido a los colegiados cartas en las que se pide que denuncien estos casos.

Por otra parte, el presidente de la entidad almeriense destacó la amplia oferta de cursos que, en el marco de la formación continuada, ha desarrollado el Colegio, bien de forma particular, bien en colaboración con otras instituciones, como los cursos de doctorado impartidos con la Universidad de Granada, o los de Atención Primaria y Electrocardiografía.

En cuanto a las prestaciones colegiales, apuntó que este año se ha podido realizar el primer curso de informática aplicada a la Medicina, "en la recién estrenada aula" de nuevas tecnologías, que ha permitido dotar a las dependencias de la institución con nuevos equipos informáticos.

Asimismo, indicó que se ha avanzado en la accesibilidad al Colegio, instalando escaleras mecánicas y eliminando obstáculos arquitectónicos para el mejor acceso a todas las estancias de la sede, y citó las ayudas económicas que este año se han otorgado a cuarenta huérfanos de médicos fallecidos.