L.S. Barcelona .- El Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) ha puesto en marcha un proyecto destinado a potenciar la seguridad del ejercicio de la Medicina. Se trata, en palabras del doctor Jaume Padrós, secretario de la entidad colegial, "de valorar el alcance real de las posibles situaciones que vulneren la integridad física del médico, es decir, de los actos de violencia que tanto pacientes como familiares de ellos puedan ejercer sobre el facultativo". Esta iniciativa, cuyos primeros pasos se dan en la actualidad, consta de una primera parte de estudio e investigación "que servirá para desarrollar acciones futuras concretas en este sentido", añade Padrós.

"Sabemos que se dan situaciones de violencia con el médico", ha esgrimido el secretario del COMB, "pero necesitamos evidenciar el alcance de éstas para justificar futuras intervenciones". Padrós ha explicado, en declaraciones a El MEDICO INTERACTIVO, que en otros países, como es el caso de Francia, la violencia en la consulta es el primer motivo de preocupación y uno de los principales problemas del Sistema Nacional de Salud. Sin embargo, ha reconocido que, "posiblemente el caso español sea diferente, y de menor alcance que el francés, dadas las diferencias existentes entre ambos sistemas sanitarios". Así "el Sistema sanitario francés está estructurado básicamente en consultas individuales privadas que priman sobre el trabajo en equipo, más propio del Sistema español", ha aclarado Padrós

.

Evidenciar la situación actual en España es el primer objetivo del proyecto sobre seguridad del ejercicio del COMB que, en palabras de su secretario, "intentará ir más allá para conocer no sólo nuestra realidad, sino también la del resto del mundo".

El control del ejercicio en la práctica geriátrica

Por otro lado, y valorando en este caso la seguridad ya no del médico sino también la del paciente, el secretario de la entidad colegial barcelonesa ha asegurado que "siguiendo el hilo ideológico de intensificación de acciones preventivas y de intervención en el control del ejercicio de la profesión " tales como la puesta en marcha de la Fundación Galatea o la Comisión de Tutela en casos de mala praxis – en las próximas semanas se firmará un acuerdo con el Departamento de Bienestar y Familia de la Generalitat de Cataluña para actuar sobre denuncias de mala praxis en residencias geriátricas".

Este acuerdo permitirá al COMB actuar, después que una determinada situación haya sido denunciada, sobre los médicos que desarrollen labores inadecuadas de asistencia al paciente geriátrico. "Llevar a cabo un trabajo de formación complementaria, acciones no represivas, sino de rehabilitación del profesional implicado…" son algunas de las medidas que, a juicio del doctor Padrós, se realizarán tras la firma del pacto. No obstante, y aunque el acuerdo no esté todavía firmado, Padrós ha subrayado que "ya estamos trabajando en ello y empezamos a atender los primeros casos".

En relación con la buena praxis en las residencias geriátricas, el colegio de médicos barcelonés ya publicó, en diciembre de 2002, el volumen ¿Cómo dar una asistencia de calidad a personas que están en residencias geriátricas? y, en los próximos meses, se realizarán cursos para potenciar la prevención de estos casos.