Jesús Romano, Córdoba.-A pesar de que el Colegio de Médicos de Córdoba se había puesto en contacto con distintas autoridades para dar una respuesta al creciente número de agresiones sufridas por facultativos, los datos sobre víctimas de actos violentos, entre el personal sanitario, en esta provincia "se ha incrementado de forma escandalosa", según ha indicado el presidente de citada entidad, Jesús Aguirre, a EL MEDICO INTERACTIVO, quien cifró en más de una decena el número de casos de este tipo registrados tan sólo entre los últimos tres meses.

Ante esta alarmante situación, la institución ha solicitado una reunión con el nuevo subdelegado del Gobierno, insistirá ante la Consejería de Salud para que adopte medidas preventivas en los centros de especial incidencia, al igual que lo han hecho otras entidades colegiales, e incidirá, de cara a los colegiados, en la necesidad de que los afectados denuncien estos malos tratos, para que los culpables no queden impunes, tal como ha anunciado a nuestro medio el máximo representante de la entidad colegial cordobesa.

Tras destacar la importancia de que los facultativos víctimas de agresiones "no se queden callados", Aguirre ha pedido una "especial sensibilidad" por parte del delegado provincial de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía en Córdoba con respecto a este tema, para que se tomen medidas preventivas como la instalación de doble puerta para el acceso a determinadas estancias o un timbre que conecte determinadas consultas con otras dependencias; medidas que deberían materializarse, especialmente, en aquellos servicios con más alto índice de episodios violentos, como los puntos de dispensación de metadona o urgencias hospitalarias y extrahospitalarias.

Precisamente, el Colegio de Médicos de Córdoba realizó, recientemente, un informe -que fue remitido a la Delegación de Salud- en el que se analizaba esta problemática y se concretaba cuáles eran los centros y franjas horarias en los que mayor incidencia tenían las agresiones a facultativos.

A este respecto, el máximo representante de la institución colegial cordobesa ha señalado, tras los últimos casos de maltrato a facultativos acaecidos en Baena, Priego y Córdoba capital, que "nos da mucha pena que agregan a un médico y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no se persone en ayuda del facultativo que trabaja para él".