E.P.-El Colegio de Médicos de La Coruña ha reclamado a la Consejería de Sanidad la suspensión cautelar y anulación del reciente decreto por el que se faculta a los farmacéuticos de centros de salud y hospitales del Sergas para la "homologación" de prescripciones que hasta ahora eran validadas por los servicios de Inspección Médica.

El órgano colegial ha difundido un comunicado de prensa, en torno a este asunto, en el que considera que tal decreto significa que los citados farmacéuticos "podrán ratificar o denegar un tratamiento indicado por el médico responsable del paciente, al que también podrán reclamarle nuevos informes para justificar su prescripción".

Para el Colegio, la nueva reglamentación es "totalmente desafortunada", y, a su juicio, puede "tener repercusiones negativas para la práctica médica, para el sistema sanitario y para los propios pacientes".

Agrega que durante su gestación el decreto "no fue sometido a audiencia previa", que es un "trámite de obligado cumplimiento".

El Colegio coruñés también entiende que tal resolución "vulnera o contradice abiertamente lo establecido en normas de rango superior".

Finalmente, considera que se produce una "clarísima invasión de competencias profesionales de otra área de conocimiento", y apostilla que la formación de los farmacéuticos "no está orientada a la atención médico-sanitaria de las personas".