L.S. Barcelona.- El Colegio de Médicos de Gerona (COMG) asegura, en un comunicado publicado en la web oficial de la entidad, que "ni ha negociado, ni negocia, ni negociará con la patronal UCEAC". La entidad colegial denuncia que la patronal ha "manipulado" y ha "intentado bloquear" las negociaciones que diferentes secciones colegiales llevan a cabo para mejorar sus condiciones contractuales y retributivas con las mutuas de la provincia.

El COMG subraya en el comunicado que comparte las reivindicaciones de los colectivos que se han constituido recientemente en sección oficial, bajo el auspicio del Colegio, para negociar su situación laboral con las aseguradoras gerundenses, ya que considera "totalmente insostenible la precariedad de las condiciones laborales que actualmente se desarrolla en la relación médico-mutua".

La sección de pediatras del COMG, tal y como ha venido informando El MEDICO INTERACTIVO, fue la primera en constituirse en sección oficial en diciembre de 2002. Su objetivo principal era "conseguir una revisión de la tarifa mínima por consulta, así como una revisión del tipo de contrato que, en muchos casos, es incluso inexistente", aseguró en su momento Joan Bou, responsable legal del colectivo. Pero algunas de las mutuas se negaron a negociar y remitieron las protestas a UCEAC. Joan Bou, en representación de la sección de pediatras, ya declaró que no querían negociar con UCEAC porque "las decisiones de la patronal no tienen carácter vinculante con sus asociados".

Tras la iniciativa de los pediatras, otros especialistas, como reumatólogos, psiquiatras, internistas, traumatólogos y dermatólogos entre otros, siguieron el ejemplo de sus compañeros y se constituyeron también en sección oficial.

Así las cosas, y dado el crecimiento del volumen de demandas, las mutuas, a través de su patronal, realizaron una reunión con los afectados en la sede del Colegio de Médicos de Girona. En dicha reunión, el COMG suscribió la voluntad de no negociar con UCEAC si no conseguía vincular a sus miembros en las decisiones tomadas en la negociación, tal y como había adelantado el representante de los pediatras.

Según el COMG, "lejos de ofrecer este compromiso de vinculación, UCEAC ha intentado manipular esta reunión para conseguir un bloqueo y un retroceso de las distintas negociaciones ya entabladas entre las secciones colegiales y las mutuas, con el consiguiente perjuicio que esto supone no sólo para los médicos, sino también para los mutualistas asegurados".

Asimismo, el Colegio apoya "el criterio del consejo asesor de la profesión que considera que el conflicto de las mutuas afecta profundamente a la profesión y puede afectar la dignidad de los profesionales si no se llega a un acuerdo bilateral entre las partes".

Cabe recordar que, actualmente, los pediatras gerundenses cobran entre 9 y 18 euros por consulta. Según fuentes del Colegio, estos precios son, en muchos casos, los mismos o inferiores a los que tenían hace 10 años, mientras que algunos actos médicos son ignorados y no retribuidos por las mutuas. Así, algunas mutuas no pagan más de dos visitas al mes al pediatra, aunque se hayan realizado cuando el niño lo requería. Además, y tal como lo explica Joan Bou "en el año 64 se establecieron unas tarifas mínimas que en aquel tiempo eran de 50 pesetas la visita. Aplicando el aumento del IPC en este tiempo, se calcula que la visita pediátrica en la mutua debería cobrarse hoy día a unos 25 euros".