Redacción.- El Colegio Oficial de Médicos de Valencia (COMV) ha presentado un informe sobre el ronquido nocturno, en el que aportan datos que indican que la mitad de los hombres mayores de 50 años ronca, siendo el porcentaje de mujeres que padecen este síntoma de un 35 por ciento a esta misma edad .

Este trabajo, realizado por el Consejo Asesor Científico de la propia entidad colegial y que ha sido presentado por el presidente de dicho Consejo del COMV, Carlos Paredes Cencillo, y por el catedrático de Otorrinolaringología de la Facultad de Medicina de Valencia y jefe de Servicio de ORL del Hospital Clínico Universitario de Valencia, Jaime Marco Algarra, señala que aunque el ronquido aislado y no intenso, en sí mismo no es peligroso, produce molestias a los familiares puede acompañar a otros síntomas, constituyendo entonces un síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS). La apnea del sueño según indican los expertos del COMV en su informe "está infravalorada e infradiagnosticada por la falta de Unidades de Sueño dotadas con material suficiente y personal adecuado", ya que existen soluciones eficaces tanto quirúrgicas como mecánicas, dependiendo de su gravedad.

Estos expertos advierten además en su informe que el ronquido aumenta con la edad y el sobrepeso, y que entre sus causas más frecuentes pueden están las patologías obstructivas de la nariz, un paladar blando alargado y engrosado, así como el aumento de tamaño de la base de la lengua y de la paredes laterales de la faringe.

Desde el Consejo Asesor Científico del COMV señalan que cuando el ronquido es debido a obstrucción producida por aumento de la base de la lengua o porque el maxilar inferior tiene una posición retrasada, las soluciones quirúrgicas actúan sobre la base de la lengua reduciéndola o haciendo avanzar el maxilar y/ o la base de la lengua, indicándose la cirugía del maxilar sólo en casos de apnea obstructiva del sueño severa. En cualquier caso, los expertos insisten en que antes de realizar un tratamiento de cualquier tipo se debe tratar el aumento de peso, ya que más de la mitad de los casos dejan de roncar al llegar a una situación de peso normal.

Finalmente, los expertos resaltan en su informe que "el diagnóstico y tratamiento del ronquido nocturno y de la apnea obstructiva suponen un reto para la Medicina ya que implican un trabajo en equipo de otorrinolaringólogos, neumólogos, neurofisiólogos, maxilofaciales, radiólogos, neurólogos, endocrinólogos, cardiólogos".