L.S. Barcelona.- El Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) y el Consorcio Hospitalario de Cataluña (CHC) han elaborado conjuntamente un documento que, a modo de declaración de intenciones, y en palabras del presidente del COMB, el doctor Miquel Bruguera, significa "un compromiso para luchar contra aquellas situaciones de precariedad contractual que se dan en la profesión médica".

El texto, que se engloba en la campaña institucional emprendida desde el colegio barcelonés para luchar contra los contratos basura, establece una serie de medidas que las organizaciones firmantes se comprometen a aplicar para evitar o combatir este tipo de situaciones laborales. El contenido del documento todavía no ha trascendido, dado que "estamos pendientes de que el Instituto Catalán de la Salud suscriba el texto", ha explicado Bruguera en declaraciones a EL MEDICO INTERACTIVO. Y ha asegurado que "cuando esto suceda, posiblemente durante el próximo mes de octubre, se hará público el texto". Aún así, Bruguera ha avanzado que los contratos temporales, las retribuciones inferiores a las establecidas y, en definitiva, la inseguridad en el trabajo, son los principales aspectos en los que incide dicha declaración de intenciones.

Y aunque el documento todavía no haya visto la luz, el presidente de la entidad colegial considera que "ya se ha conseguido crear un clima de concienciación al respecto" y que, "afortunadamente, se trata de situaciones que en los últimos meses han ido a la baja". "Lo que queremos ahora", añade, "es incidir hasta que los contratos en precariedad se reduzcan al máximo".

En este sentido, Bruguera ha querido resaltar la labor realizada por el ICS durante 2003, ya que, a su juicio, esta institución "ha hecho un esfuerzo importante en la convocatoria de concursos de consolidación de plazas para los facultativos con puestos de interinidad".

Encuesta y Congreso sobre la profesión médica

Combatir la precariedad contractual es una de las prioridades que el Colegio de Médicos de Barcelona se ha marcado para el ejercicio 2003-2004, un curso en el que también se presentarán los resultados de la segunda Encuesta sobre la Profesión Médica llevada a cabo por la entidad.

Realizada con la colaboración del Departamento de Sociología de la Universidad de Barcelona, la encuesta ha permitido recoger datos, a lo largo de 2003, sobre el ejercicio de la profesión médica, con variables como, por ejemplo, el género y la edad. "La información recogida y que entra ahora en fase de análisis servirá para conocer la realidad que vive nuestra profesión, cuáles son las necesidades y los puntos débiles a superar, cómo somos y qué queremos", señala Bruguera. El COMB confía en presentar los resultados definitivos de la encuesta a finales de este trimestre.

Asimismo, y durante los próximos meses, el Colegio de Médicos de Barcelona trabajará en la organización del I Congreso de la Profesión Médica. "Se trata del primer congreso de estas características que se organiza en España", asegura el doctor Bruguera, quien ha destacado la deontología, la formación, la competencia, la cohesión y la judicialización de la profesión como los principales aspectos a desarrollar en este encuentro científico previsto para finales de 2004.