BARCELONA (EUROPA PRESS)

El conseller catalán de Salud, Toni Comín, y todos los exconsellers de Salud de la Generalitat desde 1980 han destacado en un comunicado conjunto la solidez del sistema sanitario catalán, pese a la “infrafinanciación crónica y estructural” desde sus orígenes.

Comín ha compartido este martes un almuerzo en la sede del departamento con todos los exconsellers Boi Ruiz, Marina Geli, Xavier Pomés, Eduard Rius, Xavier Trias y Ramon Espasa, ha informado la Conselleria de Salud en un comunicado.

“Queremos reafirmar nuestro orgullo y nuestra confianza en el sistema catalán de salud, a la vez que nos mostramos firmes, desde el diálogo y la voluntad de consenso, en su defensa y convencidos de su progreso”, han apuntado.

Han sostenido que el sistema es uno de los pilares más sólidos del estado del bienestar y un “factor clave” de la cohesión social de Catalunya, y han afirmado que esta solidez se demuestra en sus indicadores de calidad, equidad y eficiencia, su reconocimiento internacional y los indicadores de salud en la sociedad catalana.

Según han expresado, se debe a la fortaleza de sus principios y al compromiso de los profesionales sanitarios que “con toda su vocación y su talento se dedican al bienestar de los ciudadanos del país”, pese a la infrafinanciación crónica y estructural.

Han afirmado que esta situación es fruto de un “intenso y continuado esfuerzo colectivo, político y social de instituciones, profesionales y ciudadanos” durante más de 35 años de democracia, un compromiso que ha sido posible gracias a un sólido y transversal consenso.