E.P. Madrid.- El Comité Asesor de Ética para la Investigación Científica y Tecnológica, órgano asesor del Ministerio de Ciencia y Tecnología, recomienda que los embriones sobrantes de procesos de reproducción asistida ‘in vitro’ puedan ser empleados para obtener células troncales embrionarias, "ya que las investigaciones con estas células pueden generar resultados potencialmente aplicables a la prevención o el tratamiento de enfermedades graves".

Según el contenido del informe hecho público oficialmente, los expertos del Comité advierten sin embargo que el uso de estos embriones será aceptable únicamente cuando se disponga del consentimiento informado de los progenitores implicados o de la autorización del centro de reproducción asistida.

Asimismo, el informe, que no es vinculante para el Gobierno, establece que la investigación tendrá que estar dirigida a aliviar el sufrimiento humano y no responder a meros intereses económicos, y el protocolo de la investigación deberá ser evaluado previamente por un comité nacional de ética.