Para calcular la dosis de insulina de cobertura de carbohidratos se utiliza una fórmula que relaciona la equivalencia entre insulina y carbohidratos; donde se establece la cantidad de carbohidratos que cubre una unidad de insulina y suele estar entre los 10 y 15 gramos.

Así, la dosis de insulina a CHO es igual a gramos totales de CHO en la comida dividida entre gramos de CHO descartados por 1 unidad de insulina. Los gramos de CHO descartados por 1 unidad de insulina es el número inferior o denominador de la relación insulina: CHO.

Por ejemplo, si se van a ingerir 60 gramos de carbohidratos para el almuerzo, su relación insulina con CHO es 1:10. Para obtener la dosis de insulina a CHO, se aplica la fórmula dosis de insulina a CHO igual a gramos totales de CHO en la comida (60 gr) dividida por gramos de CHO descartados por 1 unidad de insulina (10) igual a 6 unidades. El paciente necesitará 6 unidades de insulina de acción rápida para cubrir los carbohidratos.

Corrección de azúcar

Hay que tener en cuenta que la dosis de corrección de azúcar alta en sangre se calcula como la diferencia entre el azúcar en sangre real y el azúcar en sangre objetivo dividido por un factor de corrección. Dicho factor es la cantidad de glucemia que es capaz de descender una unidad de insulina. Hay una regla establecida resultante de estudios estadísticos que establece en 50 el factor de corrección.

Una unidad bajará el azúcar en sangre 50 mg/dl por lo que el factor de corrección de azúcar alta en sangre es 50. El objetivo de azúcar en sangre antes de la comida es 120 mg/dl y el de azúcar en sangre real antes de la comida es 220 mg/dl. Si se aplica la fórmula: dosis de corrección = 220 mg/dl y 120 mg/dl / 50 = 2 unidades. Es decir, se necesitarán 2 unidades adicionales de insulina rápida para corregir el azúcar en sangre hasta un objetivo de 120 mg/dl.

Reemplazo

La fórmula establecida para calcular la dosis de cobertura de carbohidratos está relacionada con la equivalencia entre insulina y carbohidratos, que establece la cantidad de carbohidratos que cubre una unidad de insulina.

Aproximadamente, el 40-50% de la dosis de insulina diaria sirve para reemplazar la que falta por la noche, durante el ayuno y en las comidas. Este reemplazo es lo que se denomina la insulina de fondo basal y generalmente es constante día a día. El 50% restante es para la cobertura de carbohidratos y la corrección del azúcar alto en sangre.

La dosis de bolo para la cobertura de alimento es la relación de insulina a carbohidratos que representa los gramos de hidrato de carbono que están cubiertos o se desechan por cada unidad de insulina.

Por eso, es clave que el paciente conozca su patología y que es él quien va tener que controlar y tratarla en el día a día.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores Patricia Javierre, Natalia Alonso y Emérito Peramato, de León, y Jesús López Ávila, Juan Carlos Marti Canales, Marcelo Carmona Valiente, Valentín Medina Linares, David Molina Fernández, Matilde Burkhardt Fernández, Patricia Carrión Maroto, Antonio Hermoso Sabio, Jesús Palomares Rodríguez, José Gracía Cintas,Miguel Angel Moro Morales y Juan Antonio Tiscar Martínez.