De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la mayoría de las personas infectadas con el virus COVID-19 experimentarán enfermedades respiratorias leves a moderadas y se recuperarán sin requerir un tratamiento especial.

Sin embargo, hay poblaciones que son más vulnerables como los adultos mayores, sobre todo con comorbilidades como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas y cáncer, que tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades graves.

Al ser una infección de rápida propagación y contagio, deben hacer todo lo posible para garantizar que los sistemas de salud puedan proporcionar servicios a todos los que los necesitan.

Cuidados a adultos mayores vs COVID-19:

1. Las personas que están en contacto con las personas adultas mayores deben mantenerse al pendiente de su estado de salud para identificar si presentan síntomas.
2. Si alguien ayuda a los adultos mayores a realizar sus actividades diarias, hay que planear que se pueda apoyar a la persona si enferma.
3. Si se visita a una persona adulta mayor, deben asegurarse de no haber tenido síntomas del nuevo coronavirus en los últimos 14 días, incluyendo fiebre, dolor de cabeza y dolor de garganta. Si es así, la recomendación es que no se visite a la persona hasta que pase ese periodo de 14 días.
4. La Secretaría de Salud ha difundido el mensaje de Quedarse en Casa y respetar la Jornada Nacional de Sana Distancia y Cuarentena, saliendo solo para necesidades esenciales.

Los adultos mayores no deben salir, deben tener asistencia para realizar sus actividades primordiales como comprar alimentos. Hasta el momento las mayores proporciones de defunciones están entre los 50 y los 74 años.

Todos deben seguir las mismas indicaciones y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud:

  • La etiqueta respiratoria.
  • Lavarse las manos frecuentemente, de 10 a 20 veces por día, con agua y jabón.
  • Usar alcohol en gel.
  • Desinfectar las superficies.
  • Mujeres Embarazadas.

 

El principal motivo de la preocupación por las mujeres embarazadas recurre en el daño que pueden provocar los medicamentos a la salud de ella, más que la posibilidad de contagiar al producto.

La utilización de ciertos fármacos puede producir malformaciones y malformación del embarazo. Hasta el momento, se han registrado 4 muertes de mujeres embarazadas en México.