E.P.- Investigadores de Washington University School of Medicine en Saint Louis (EE.UU.), en colaboración con científicos de otros cinco centros de Estados Unidos, han completado la secuencia genética del mayor cromosoma secuenciado hasta ahora, el cromosoma humano número 7.

Los nuevos hallazgos se publican ahora en la última edición de la revista Nature. El análisis del cromosoma 7 revela la existencia de alrededor de 1.150 genes y unos 940 pseudogenes, que son alargamientos del ADN que se parecen a los genes, pero que contienen ciertos cambios que evitan que puedan funcionar como un gen.

La importancia biológica de los pseudogenes aún se desconoce. Este trabajo, según los especialistas, completa otro volumen en la enciclopedia del genoma humano, en una alta calidad y en un alto grado de continuidad.

El nuevo trabajo resultará muy útil en estudios de seguimiento que posean aplicaciones médicas. En especial se espera que favorezca las investigaciones sobre la fibrosis quística, la sordera, el linfoma de las células B y otros cánceres, cuyos genes se encuentran en el cromosoma 7.

En este cromosoma se ha encontrado también un gen para la glucoproteína P, una proteína que capacita a las células del cáncer para que resistan a los medicamentos y compuestos químicos anticancerígenos.

Otros genes importantes hallados en el cromosoma 7 incluyen a los que ayudan a controlar la división y la muerte celular, genes del gusto y receptores de olores, además de aquellos implicados en las reacciones inmunes.