Vicente Martínez. Valencia.- El Sindicato Médico de Asistencia Pública (Simap) ha presentado un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana TSJ-CV contra el decreto que aprueba que en los tribunales que juzgan a los aspirantes a las plazas sanitarias se encuentren dos representantes propuestos por las organizaciones sindicales con presencia en la Mesa sectorial.

Desde el sindicato se explicó que el Reglamento de Selección y Provisión de Plazas de Personal estatutario de los Servicios de Salud vulnera la ley marco del 5 de octubre de 1999 que establece que cada Servicio de Salud regulará la composición y funcionamiento de los órganos de selección, que serán de naturaleza colegiada y actuarán de acuerdo con criterios de objetividad e imparcialidad.

"Nuestra postura con respecto a los tribunales de las pruebas selectivas se basa en que la composición de los mismos se ha de efectuar mediante el procedimiento de sorteo, tal y como sucede en el resto de las administraciones públicas", según el documento del Simap, donde también se exponía que cualquier otro procedimiento para componer los tribunales "vulnera los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad que han de regir los procesos selectivos de acceso a la función pública".

El propio presidente del sindicato, Juan Benedito, expuso que al dar "la facultad a determinados sindicatos de proponer el 40 por ciento de los miembros de los tribunales institucionaliza presuntamente la figura del sindicato empleador y abre la vía al amiguísimo y el clientelismo".

Para Benedito, el primer requisito para poder seleccionar aspirantes con justicia es "la apariencia de neutralidad, circunstancia que no se garantiza al proponer los tribunales".