“Con un 70% de la población vacunada, la vida se acercará a la normalidad”. Son palabras de María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). “Cuando alcancemos el 70 por ciento de vacunación, comprobaremos si es posible tener la inmunidad de rebaño. Ojalá sea así, porque necesitamos el bienestar social y emocional; en definitiva, necesitamos recuperar un grado de normalidad. En todo caso, con el 70% de la población vacunada, aunque no se alcance una inmunidad de grupo y siga habiendo transmisión, esta será mucho menor. Y, desde luego, la vida se va a parecer más a la normalidad”.

María Jesús Lamas ha sido la invitada de ‘Cardio on air’, un encuentro organizado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), con la colaboración de Boehringer Ingelheim. El tema del debate ha sido ‘El proceso de aprobación de vacunas en tiempos de COVID-19: investigación y financiación’.

Ha presentado el acto Ángel Cequier, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y especialista del Hospital Universitari de Bellvitge (Barcelona). Asimismo, ha intervenido José Ramón González-Juanatey, expresidente de la SEC y jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela.

Un 70% de la población vacunada

Durante su ponencia, María Jesús Lamas ha realizado un repaso de toda la actualidad relacionada con la COVID-19, especialmente en el ámbito de las vacunas. Además, se ha referido a circunstancias puntuales, como la aparición de variantes del virus SARS-CoV-2 o el proceso de vacunación en España.

Según ha dicho la responsable de la AEMPS, el proceso de compra de vacunas se va modificando. “Una vez garantizado el primer catálogo, se está trabajando en ampliaciones de los primeros o segundos contratos. Durante el verano pasado se pensó que la pandemia se podría terminar con un 70% de la población vacunada, pero ahora ya no. Van a aparecer variantes del virus que pueden ser dominantes. También puede ocurrir que la eficacia de las vacunas sea menor que la teórica. Además, hay que estar preparado por si la duración de la inmunidad es limitada en el tiempo y hay que revacunar. También hay que estar preparado por si necesitamos vacunas nuevas para las variantes. Esto supone anticiparse, es decir, financiar, comprar anticipadamente.

Según ha indicado Lamas, esta semana la Comisión Europea ha anunciado la firma de los segundos contratos con BioNtech-Pfizer y Moderna con el objetivo de garantizar dosis para finales de 2021 y principios de 2022, así como la posibilidad de que adapte las variantes.

María Jesús Lamas, Ángel Cequier y José Ramón González-Juanatey.El continuo asistencial

González-Juanatey, por su parte, ha incidido en la necesidad de mantener “el continuo asistencial” en los pacientes no COVID-19, especialmente con patologías cardiovasculares u oncológicas. En este sentido, María Jesús Lamas ha expresado su temor por las consecuencias de la pandemia en las enfermedades crónicas. “Seguro que veremos las consecuencias en los próximos años. Muchas personas han tenido una asistencia sanitaria ‘no óptima’ o bien por saturación del sistema o por miedo a asistir a las consultas”.

Como aspecto positivo, la directora de la Agencia del Medicamento ha destacado el protagonismo de la investigación en los últimos meses. “Durante unos años va a continuar la seducción por la ciencia, nunca ha sido tan popular como ahora. Esto genera curiosidad e inquietud en los jóvenes. Tengo la esperanza de que consiga atraer a las personas con más talento y compromiso. Creo que puede ser un impulso”.

“La pandemia nos ha enseñado nuestras debilidades, por ejemplo, en el sistema investigador español. Se ha evidenciado la falta de conexión entre el sector investigador y el sector productor. Creo que, de alguna manera, a esto se le va a poner remedio”, ha indicado.

Visados de los ACOD

Una de las preguntas planteadas por Ángel Cequier ha sido en referencia a los cambios registrados durante la pandemia a la hora de solicitar determinados medicamentos. “¿Se van a volver a establecer las barreras o vamos a establecer una aproximación racional y se va a replantear la situación?”, ha preguntado el presidente de la Sociedad Española de Cardiología a la directora de la AEMPS. En su respuesta, María Jesús Lamas ha recordado que la Agencia “no pone visados ni condiciones distintas a las indicadas en la prescripción. La financiación no es una competencia de la AEMPS”.

Respecto a los anticoagulantes orales de acción directa (ACOD), Lamas ha recordado que muchas comunidades autónomas, para evitar que los pacientes tuvieran que acudir a sus centros de salud, cambiaron los requisitos para su prescripción. “No me voy a pronunciar, porque la dimensión de coste-efectividad e impacto presupuestario no cae dentro de mis responsabilidades. La conveniencia de utilizar uno u otro medicamento se realiza después de la autorización de la Agencia. Es verdad que la AEMPS sí participa en la elaboración de los informes de posicionamiento terapéutico (ITP). El proceso de los IPT está ahora en revisión; en todo caso, es un documento de consenso”.