Condro-san (Condroitín Sulfato) indicado para el tratamiento sintomático de la artrosis en una o más articulaciones llega al mercado español precedido por los buenos resultados obtenidos en los ensayos clínicos realizados y por los más de 13 millones de pacientes que han sido tratados con éxito en Europa.

 

La característica principal de Condro-san es su elevado perfil de seguridad superior a los AINE, pero con la misma eficacia en la reducción de los síntomas de la artrosis. Además, también destaca por tener un efecto clínico que persiste hasta 3 meses después de la supresión del tratamiento, esta es una propiedad diferenciadora ya que aporta una sustantiva mejora de la calidad de vida de los pacientes con las consecuentes ventajas farmacoeconómicas que ello representa.

 

Condro-san es fruto de la labor investigadora del laboratorio español Bioibérica Farma quién lo desarrolla y comercializa. Se presenta en el mercado español en cápsulas de 400mg para administración oral y está disponible bajo prescripción del médico.

 

Los ensayos clínicos en pacientes con artrosis de rodilla, dedos, cadera, etc demuestran que el tratamiento con Condro-san produce una disminución o desaparición de los síntomas de la enfermedad artrósica, como son el dolor y la impotencia funcional, con una eficacia que perdura durante 2 ó 3 meses, tras la supresión del tratamiento.

 

Las evidencias clínicas de Condro-san en artrosis de rodilla, dedos, cadera, etc avalan su utilización en pacientes que tienen una ó más de una articulación afectada (poliartrosis). Repecto a su seguridad, Condro-san no interacciona con otros fármacos, porque no es metabolizado por enzimas del citocromo P450 ( importante en pacientes polimedicados). Además, muestra una tolerancia igual al placebo y cuenta con la garantía de haber tratado a más de 13 millones de pacientes en Europa.