La exención del uso de la mascarilla es motivo de conflicto en Bizkaia. El Colegio ha denunciado que algunos facultativos han sido objeto de reclamación por haberse negado a indicar la exención del uso de la mascarilla. En un comunicado, la entidad colegial ha advertido de esta situación a sus colegiados, a Nekane Murga, consejera de Salud de Euskadi, y Juan Luis Diego, director general de Osakidetza.

El Colegio de Médicos de Bizkaia ha informado también de una posible campaña para “saturar el sistema sanitario”. Así lo ha comunicado a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y a la Fiscalía de Menores. El objetivo podría ser presionar para que los médicos accedan a eximir del uso de la mascarilla a pacientes que no presentan contraindicación.

Según la entidad colegial, estas reclamaciones contra los médicos se están dirigiendo a la Gerencia de Salud del País Vasco. En concreto, se realiza a través de los centros de salud de Osakidetza y las empresas empleadoras de la sanidad privada. Las personas que presentan la queja solo tienen que firmar un formulario estándar y añadir sus datos.

El reclamante aduce en el texto que su médico se ha negado a entregarle un informe en el que consten las razones por las que no puede usar mascarilla. El escrito finaliza con la solicitud de “una reclamación disciplinaria” y en su virtud se acuerde “abrir expediente” en el que se considere a la persona firmante como parte interesada.

Exención del uso de la mascarilla por WhatsApp

La entidad colegial ha tenido constancia también del envío por WhatsApp de un mensaje con los “pasos para evitar el uso de la mascarilla”. Por su contenido, los médicos sospechan que puede tratarse de una “campaña perfectamente orquestada”. Este “comportamiento desaprensivo demuestra la baja catadura moral y social de quienes lo promueven”, han criticado.

El Colegio de Médicos de Bizkaia ha recordado que, si bien los médicos tienen la obligación de realizar informes, es su potestad indicar lo que consideren más conveniente para cada paciente. Ha animado a sus colegiados a “continuar sin ceder a presiones” y les ha ofrecido ayuda y respaldo legal.