Antonio Morente,Sevilla.- Las Medicinas complementarias podrían incluirse entre las prestaciones del Sistema Sanitario público andaluz. La cuestión no sólo no se descarta, sino que incluso se está analizando su empleo como elemento de soporte en determinados procesos. El estudio se ha centrado, hasta la fecha, en la Acupuntura para determinar si se puede aplicar como técnica complementaria, tal y como explica el director general de Organización de Procesos y Formación de la Consejería de Salud, Antonio Torres Oliveira. En la actualidad este procedimiento se emplea en las unidades del dolor existentes, por lo que ahora mismo se verifica si, tras el conveniente proceso de formación del personal sanitario, puede extenderse a otros departamentos.

Al margen de lo que determinen los expertos encargados de este proyecto, Torres Oliveira está convencido de que "algunas técnicas de las medicinas no convencionales pueden ser útiles". En este sentido, apunta sobre todo a los aparentes buenos resultados que se consiguen con la acupuntura a la hora de afrontar procesos osteoarticulares, como puede ser combatir problemas de lumbalgia o artritis, entre otros. Eso sí, reconoce que otras técnicas no convencionales, como puede ser la naturopatía, "todavía no se ven" como para estudiar su oficialización por parte del Sistema sanitario público.

Al abrir la puerta a la posible aplicación de estas técnicas no sólo se da un paso adelante para abordar por otras vías poco tradicionales determinados procesos, sino que además se da cumplimiento al mandato que dio el Parlamento andaluz a la Consejería de Salud, en el sentido de analizar las posibilidades de un campo que siempre ha sido visto con recelo desde la Medicina convencional.