El consejero extremeño de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha destacado la "necesidad" de una estrategia de la cronicidad "pegada a la realidad" en la comunidad autónoma. Asimismo, tras asegurar que "no" tiene fuerza moral para decirle a un médico o a una enfermera de pueblo cómo tienen que atender la cronicidad, "porque eso lo llevan haciendo toda la vida", ha afirmado que lo que tiene que hacer es "darles apoyo para que puedan ofrecer continuidad en la atención a sus pacientes con enfermedades crónicas".

Vergeles ha hecho estas declaraciones en Mérida, durante la inauguración del Foro sobre Responsabilidad Social Sanitaria y Sociosanitaria. Ha dicho que la estrategia de la cronicidad "no" puede ser un "libro enorme" que los directivos de la Sanidad entregan a los profesionales para que lo sigan, sino que lo que se necesita, ha dicho, "es una estrategia de la cronicidad pegada a la realidad, en la que participen los profesionales sanitarios y también los pacientes".

Vergeles ha indicado que en Extremadura hay que enfrentarse "a diario" a la cronicidad, ya que existe un 20 por ciento de la población con más de 65 años, y de ellos, el 33 por ciento con más de 80 años".

Para el consejero, la Sanidad tiene tanto "músculo" que para "todo" se recurre a ella cuando, "en realidad, hay necesidades sociales para las que también se recurre al médico". De ahí, que a su juicio sea "necesaria" una coordinación entre los dos ámbitos hasta llegar "a casar" los dos mapas, el social y el sanitario.

Por su parte, el director gerente del SES, Ceciliano Franco Rubio, ha abogado por una "transformación" de la Atención Primaria para adaptarla a la Estrategia de la Cronicidad. "El futuro de la Primaria no puede ser solo asistencialista, tenemos que transformarla con un enfoque multidisciplinar para que la orientación asistencial que hoy conocemos comparta protagonismo con la participación comunitaria, las actuaciones preventivas y la atención domiciliaria", ha manifestado.