E.P.- Las listas de espera quirúrgicas se redujeron en Murcia en un 14 por ciento, de 16.363 a 14.198 pacientes, a lo largo del primer año de gestión sanitaria a cargo de la Comunidad Autónoma, de forma que el 86 por ciento de los 83.589 ciudadanos operados tuvieron que esperar menos de tres meses para ser intervenidos y ninguno sufrió una demora mayor de seis meses, según explicó el consejero de Sanidad, Francisco Marqués, en la Asamblea Regional. El titular de murciano de Sanidad anunció además que el Consejo de Gobierno aprobará próximamente un decreto que establecerá los tiempos máximos de espera para la atención sanitaria y la creación de la Red Sanitaria de Utilización Pública.

Marqués se refirió también a las listas de espera para pruebas diagnósticas cuya media se situaba a finales de año en 17 días, cifra que contrapuso a la de finales de 2001, que era de 181 días. En valores absolutos, esta demora se habría reducido de 23.186 el 1 de enero a 10.909 el 31 de diciembre de 2002.

En cuanto a las consultas externas, la media de espera se sitúa actualmente en los 27 días, cifra que superan los hospitales de Los Arcos con 46 días, Rafael Méndez de Lorca con 42, y el General Universitario con una 31. Por debajo de esta media en se encuentran el Morales Meseguer con una demora de 15 días, con 16 días el de Nuestra Señora del Rosell, y el Comarcal del Noroeste con 18 días. Con una espera media de 20 y 24 días se encuentran los hospitales Virgen del Castillo y Virgen de la Arrixaca, respectivamente.

Creación de la Red Sanitaria de Utilización Pública

Pero además de presentar estos datos, Marqués avanzó lo que el Plan Regional de Salud 2003-2007 definirá como objetivos de la Red Sanitaria de Utilización Pública de la Región de Murcia que "ningún murciano espere mas de 150 días para ser operado, ninguno sufra una demora mayor de 50 días en la primera consulta en consultas externas y que las pruebas diagnósticas y terapéuticas no hagan esperar a nadie más de 30 días", explicó el consejero.

Marqués introdujo la salvedad de que será el Servicio Murciano de Salud(SMS) el que establezca qué hospital deberá atender a cada paciente, por lo cual éste perderá cualquier derecho a reclamar si quiere ser atendido en otro diferente. Por el contrario, si se incumplen estos plazos con algún paciente, el SMS quedará obligado a compensarle por ello. Todo esto irá incluido en un decreto que será aprobado por el Consejo de Gobierno y que establecerá los mencionados tiempos de espera como garantía de tiempos máximos. Pero además, también el Consejo de Gobierno aprobará la creación de la Red Sanitaria de Utilización Pública de la Región de Murcia, que incluirá a todos los hospitales públicos y a los privados concertados.

Críticas de la oposición

El diputado regional del PSOE, Rafael González Tovar, puso de manifiesto las diferencias de contabilidad entre las cifras dadas a la conclusión de 2001 por el Insalud, que señalaba que había en lista de espera quirúrgica 10.203 pacientes, y la Consejería de Sanidad, que habla de más de 16.000 pacientes. Él tomó como guía los datos del Instituto Nacional de Salud para señalar que "la lista de espera habría subido en un 40 por ciento para situarse en los 14.000 pacientes".

González Tovar citó también el informe del Defensor del Pueblo que, según él, "señala que usted ha incumplido su cometido, como lo demuestra la notable demora quirúrgica en el Hospital General Universitario (1.576 pacientes) y en Los Arcos (1.425), centros ambos que ya estaban bajo gestión de la Administración regional. Según el diputado regional del PSOE, los tiempos máximos de espera deberían garantizarse por Ley, no por decreto, de forma que pasen por la Asamblea Regional. Además, señaló que debe tenderse hacia un tiempo ideal de espera de 15 días en consultas externas, siete en pruebas diagnósticas y tres meses en intervenciones quirúrgicas.

El diputado de IU, Joaquín Dólera, puso en cuestión el "batiburrillo de datos que el consejero maneja y que no facilita a la oposición porque no quiere un control efectivo". Calificó de "trucado y falto de transparencia el debate". En todo caso, consideró "malas" las cifras presentadas por Marqués, y le acusó además de plantear la progresiva privatización del sistema público de salud, con la creación de la Red Sanitaria de Utilización Pública de la Región de Murcia.

Por su parte, el diputado regional del PP, Javier Iniesta, señaló que la oposición "hace demagogia sobre listas de espera cuando lo que ha hecho el Gobierno regional es reducir la lista de espera quirúrgica de los 210 días de demora media que había en 1996 a los menos de 52 que hay ahora".