Antonio Morente, Sevilla.-Las relaciones entre el Consejo Andaluz de Colegios Médicos y el de Farmacéuticos viven en la actualidad un buen momento, por lo que se considera que es ahora cuando conviene una segunda reunión entre todos los presidentes provinciales como ya se hizo hace unos meses, un marco en el que se va a volver a trabajar para "unificar criterios". Así lo expone el presidente de los médicos andaluces, Isacio Siguero, que va a proponer a su homólogo entre los farmacéuticos, Manuel Arenas, repetir el encuentro que tuvo lugar en Granada para estrechar lazos y, de paso, tratar cuestiones como la de la receta unificada para el sector privado que se puso en marcha hace unos meses.

Para Siguero, este documento "funciona bien, de acuerdo a lo que todos esperaban inicialmente", lo que no quita para que todavía haya que trabajar para limar determinados aspectos que, a su juicio, no enturbian una visión global positiva. "No se pueden enturbiar las aguas cuando no hay motivos", apostilla, al tiempo que subraya que ambas instituciones colegiales "estamos bien, cada una con sus propios problemas" que, en más de un caso, son además coincidentes, como ocurre con el código numérico personal que los facultativos deben sustituir por su número de colegiado o algunos recursos contencioso-administrativos planteados.

"Las relaciones ahora están muy bien", insiste Siguero, quien recuerda que así ha sido históricamente durante el 95 por ciento de los años de vida de ambos consejos autonómicos, una situación sólo salteada por "pequeños baches" ya superados. Así las cosas, el presidente de los médicos andaluces pretende que la reunión tenga lugar durante el mes de octubre, a ser posible aprovechando el encuentro que se celebrará en Córdoba los días 9, 10 y 11, en los que tendrá lugar una asamblea general de los presidentes de todos los colegios de médicos españoles y se analizará el Plan Integral de Atención al Médico Enfermo, el PAIME.

En relación precisamente con este plan, Siguero lamenta que en Andalucía cuenta con "una financiación muy deficiente", sentido en el que insiste en que la Administración autonómica debe comprometerse más. De seguir las cosas así, considera que al final "puede que se entierre el plan" en Andalucía, ya que en otras comunidades la situación es bastante más esperanzadora.

La propuesta de una nueva reunión con los farmacéuticos se planteó en la última reunión del Consejo Andaluz de Colegios Médicos, celebrada el pasado fin de semana y en la que también se volvió a hablar de la necesidad de modificar los actuales estatutos de esta institución. Así lo confirma Siguero, quien recuerda que "va a haber una nueva Ley de Colegios Profesionales en Andalucía y nuevos estatutos del Consejo General de Colegios Médicos", por lo que considera que ha llegado el momento de "adaptarse a ambos para no quedarnos arcaicos", aunque todavía no se ha puesto sobre la mesa en qué dirección irá este cambio.

Por lo que hace a la Ley de Colegios Profesionales en Andalucía, en la asamblea del Consejo se respaldó la línea defendida por Isacio Siguero durante su intervención en la sesión parlamentaria que trabaja en el documento, una comparecencia que se produjo en el marco del trámite de audiencia que corresponde a los colegios. En general, desde el Consejo se mantiene una triple línea de reivindicación: se reclama "prudencia" en relación con la nueva ley y paralizarla hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el recurso que planteó el Gobierno central contra la normativa andaluza que permite la libre colegiación; se insiste en que los Colegios sanitarios "no trabajan estrictamente para la Administración, sino que realizan un acto médico directamente sobre una tercera persona, que es el paciente"; y por último, se subraya que los Colegios deben funcionar como órgano de control ético y profesional de todo lo relacionado con la práctica médica en Andalucía.