En el Consejo Interterritorial, Madrid, Andalucía, Galicia, Murcia, Cataluña y Ceuta han rechazado la propuesta presentada por el Ministerio de Sanidad para restringir la movilidad en los municipios donde haya una tasa superior a 500 contagiados COVID-19 por cada 100.000 habitantes, según ha informado Europa Press.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, ha comparecido después de la reunión para comentar la falta de consenso producida en el encuentro. “No contemplo que una decisión colegiada que afecta a la salud pública no sea cumplida por la Comunidad de Madrid”, ha manifestado.

En su intervención, Illa no ha explicado el motivo por el cual la Comunidad de Madrid ha cambiado de criterio desde el miércoles al jueves. “Hemos tenido contactos privados. En aras a que las cosas vayan como tienen que ir, no los voy a comentar”, ha dicho.

Respecto a los criterios para determinar el confinamiento, el ministro ha negado que falte un plan específico. “Es inexacto, porque sí tenemos claros los criterios. Tenemos un plan de respuesta temprana que fija los indicadores epidemiológicos, de capacidades de asistencia sanitaria, de recursos humanos, etc. Muchas comunidades autónomas, incluida la de Madrid, han ido actuando y se han enfrentado a diferentes situaciones epidemiológicas”.

Ponencia de Alertas de Salud Pública

Tras la celebración del Consejo Interterritorial, el documento presentado por el Ministerio será revisado en la Ponencia de Alertas de Salud Pública. El documento presentado por Sanidad a las CC. AA. propone restringir en las zonas afectadas las entradas y salidas de las personas que vivan en municipios con más de 500 casos por 100.000 habitantes, como por ejemplo Madrid.

También establecía que debían de presentar un porcentaje de positividad en los resultados de las pruebas diagnósticas de infección activa por Covid-19 realizadas en las dos semanas previas superior al 10 por ciento. La comunidad autónoma a la que pertenece debe tener una ocupación de camas por pacientes Covid-19 en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) superior al 35 por ciento de la dotación habitual (época pre-COVID-19).

En la misma línea de días anteriores, Madrid ha pedido criterios “objetivos y claros” para toda España. También ha instado al Ministerio de Sanidad a que no se ciña solo a estos indicadores. Por ejemplo, ha solicitado la inclusión del criterio de capacidad de elasticidad en camas de hospitalización y de puestos de UCI.

Desde la Consejería de Sanidad de Madrid se ha comunicado que “la Comunidad tiene la disponibilidad de ampliar la capacidad hospitalaria en caso necesario y está terminando las obras del Hospital Enfermera Isabel Zendal”. La Comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso ha expresado su esperanza de que dicho centro “incremente notablemente la respuesta asistencial”.

Fuera del Consejo Interterritorial

Por su parte, los Gobiernos de País Vasco, Aragón, Cataluña, Asturias, Navarra, Extremadura y Andalucía han mostrado su malestar por el acuerdo alcanzado entre el Gobierno central y Madrid. Asimismo, la propuesta del Ministerio de Sanidad plantea la restricción a un máximo de seis personas en las reuniones familiares y sociales. Esta cifra incluye la vía pública y también los espacios privados. Las excepciones serían las actividades laborales e institucionales. También se ha planteado la obligación de cerrar los parques infantiles de uso público y prohibir el consumo en las barras de los bares.