La Sociedad Española de Medicina

de Familia y Comunitaria

(semFYC), a través de su

Grupo de Trabajo de Cuidados

Paliativos, recoge en su página

web consejos para afrontar el

duelo ante la pérdida de un ser

querido. Esta información se incluye

dentro de la sección dirigida

a la población general “Tu

centro de salud” en el espacio

“Consejos de salud”. Los médicos

de familia y el personal de enfermería

pueden ayudar a afrontar

este periodo de dolor, en el que

de forma natural afloran emociones

y comportamientos provocados

por este sentimiento.

Confusión, rabia, frustración,

culpa, desesperanza y tristeza

son algunos de los sentimientos

que pueden aparecer.

Son frecuentes también algunos

síntomas físicos como el insomnio,

el dolor de cabeza, la sensación

de estómago vacío, la boca

seca, la fatiga y la ansiedad. Para

estos profesionales, es importante

ir adaptándose a la pérdida y,

de forma progresiva, alcanzar un

equilibrio que nos ayude a continuar

con el día a día, sin la presencia

de esa persona. semFYC

aconseja no tomar decisiones

importantes los primeros días

después de la pérdida.

Los niños pueden igualmente

manifestar signos o

conductas similares, por lo

que es aconsejable permanecer

a su lado, informándoles

de lo que ocurre y animarles a

que expresen lo que sienten.

Estos profesionales insisten

en que no hay que ponerse

plazos para superar la pérdida,

ya que cada persona tiene su

propio ritmo y necesita un

tiempo distinto para adaptarse

a su nueva situación y volver al

equilibrio normal.

En este sentido, puede ser

útil seguir un pequeño horario

que facilite el regreso a la rutina,

pero sin agobios, no descuidar

la alimentación, dormir

lo suficiente, evitar el consumo

de alcohol u otros fármacos y

permitirse hablar del proceso y

expresar sus sentimientos con

amigos y familiares. Sin embargo,

si pasado un tiempo se sigue

pensando con demasiada

frecuencia en la persona fallecida,

lo que impide incluso realizar

las tareas habituales, se recuerda

con profunda tristeza,

hay un sentimiento de vacío o

se consumen drogas, alcohol o

tranquilizantes en exceso, se

debe pedir ayuda al médico.

En la web de semFYC también

se facilitan algunas publicaciones

y enlaces de interés

para ayudar a afrontar el proceso

de pérdida de un ser

querido, tanto a adultos como

a niños.