Las condiciones climatológicas de este invierno, con sequía y bajas temperaturas, han provocado un incremento de los casos de otitis y de problemas auditivos en las consultas de Otorrinolaringología. Igualmente, ha subido la incidencia de la faringitis y la rinitis, y, en general, del catarro y la gripe. Así lo ha indicado Juan Royo, jefe de Sección del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.

Según este experto, la otitis media aguda es el principal motivo por el que se acude al médico en invierno. “Se trata de una infección muy dolorosa para el paciente. No obstante, si se trata de forma adecuada, no provoca problemas de audición permanentes”, ha señalado Juan Royo, quien ha recomendado “prevención”: “Proteger adecuadamente nuestros oídos durante el invierno es fundamental para evitar una infección”.

Sistemas inmunológicos sensibles

Las personas con sistemas inmunológicos sensibles son las que más atención deben recibir, especialmente, los mayores y los niños. “Su sistema inmunológico es especialmente sensible a las agresiones externas, lo que les hace mucho más susceptibles de padecer trastornos auditivos durante la estación invernal”, ha explicado el experto. En concreto, el paciente joven suele presentar otitis media serosa o secretora, que se caracteriza por la acumulación de moco en los oídos y que puede producir riesgo de pérdida auditiva. En consecuencia, resulta vital proteger a los niños del frío para evitar resfriados o catarros.

Claves para mantener una buena salud auditiva 

  • Protección frente al frío: los expertos recomiendan el uso de orejeras, gorros de lana, capuchas, etc., para mejorar el aislamiento frente a los microbios.
  • Fortalecer las defensas: una alimentación sana puede reducir el riesgo de sufrir problemas infecciosos en los oídos, a la vez que protege frente a la gripe y los procesos catarrales.
  • Higiene: una correcta limpieza de los oídos también favorece la salud auditiva. En este ámbito, se desaconseja totalmente el uso de bastoncillos y otros objetos similares.
  • Aumentar la prevención: los expertos recomiendan acudir al especialista cuando aparecen los primeros síntomas de una posible otitis. Además, el paciente debe someterse a una revisión auditiva después de tener una infección para descartar posibles complicaciones posteriores.

Otitis media aguda y crónica

Las infecciones virales pueden provocar problemas en el oído, como han indicado los especialistas en Otorrinolaringología. Entre las complicaciones más frecuentes está la otitis media-aguda o neuritis vestibular, que puede venir acompañada de un cuadro de vértigos.

Estas infecciones agudas en el oído medio son las más habituales en invierno, especialmente en niños y personas predispuestas a padecerlas. Igualmente, la otitis media-crónica suele aparecer en personas que ya han padecido esta enfermedad en el pasado.

La otitis media-aguda se caracteriza por un dolor muy intenso, así como una reducción de la capacidad auditiva. Por su lado, los síntomas de los pacientes con otitis media-crónica también pueden reactivarse después de padecer la enfermedad.

 

Fuentes:

GAES: La otitis, una de las principales causas de visita al médico durante los meses de invierno

Instituto de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello de Madrid (IOM): Infecciones de oído más comunes en invierno