El asma es una de las cinco enfermedades respiratorias más comunes en el mundo, que ponen en riesgo al pulmón, considerado como un órgano vital.

El doctor Said Arablin Oropeza, gerente médico de inmunología de Sanofi, consideró necesario reducir la brecha en el diagnóstico oportuno del asma. Así como también lograr el tratamiento adecuado para que las personas con este padecimiento tengan una vida sin límites.

En el marco del Día Mundial del Pulmón, a conmemorarse el 25 de septiembre, el doctor Arablin Oropeza destacó la importancia de que los pacientes con asma puedan controlar sus síntomas a largo plazo.

Actualmente, el asma afecta a 339 millones de personas en todo el mundo y a 8.5 millones de mexicanos.

Retos para un diagnóstico oportuno

En una rueda de prensa, el especialista explicó que el asma causa síntomas respiratorios como:

–  Sibilancias.

– Dolor de pecho.

– Opresión.

– Tos.

 

Síntomas que se pueden fácilmente confundir con otras afecciones más comunes de las vías respiratorias, principalmente infecciosas. Lo anterior puede retrasar un correcto diagnóstico en los pacientes e incluso pueden recibir antibióticos de manera innecesaria.

Ante ello, el experto recomendó a los médicos hacer un correcto análisis de los síntomas, del perfil del paciente y del seguimiento de la enfermedad para un uso correcto del tratamiento.

Refirió que si bien el asma es considerada como una enfermedad grave por la intensidad y duración de sus síntomas respiratorios.

No obstante, las personas con esta afección pueden tener una vida normal con ayuda de un alergólogo o inmunólogo, quién indicará el tratamiento adecuado para el control de la enfermedad.

“La clave es anticiparse, ya que se ha observado que los primeros síntomas pueden presentarse desde la infancia, afectando al 12 % en niños a nivel mundial.

El asma y su impacto emocional

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el asma ha provocado la pérdida de 24.8 millones de años de vida. Esto por la discapacidad que puede ocasionar y ocupa el puesto 16 entre las principales causas de años vividos con incapacidad.

Sobre ello, el Dr. Arablin explicó que “los periodos de deterioro” conocidos como crisis o exacerbaciones pueden afectar significativamente el ámbito emocional y social tanto de niños como de adultos.

Por ello, dijo que tener el asma bajo control significa que la enfermedad no debe interferir en la vida diaria del paciente y pueda hacer actividades normales.

Sanofi es una empresa global, presente en casi 100 países, que se dedica a brindar opciones de tratamiento para mejorar la vida de los pacientes.