Reduzca los azúcares en la dieta, es decir,

se debe evitar las bebidas refrescantes y

las golosinas entre horas y sustituirlos por

la ingestión de frutas, queso o algún producto

fluorado como el chicle.

» Utilice dentífricos y colutorios y realice un

buen cepillado de dientes con el cepillo

adecuado a cada tipo de edad. Existen cepillos

para niños de 1 a 2 años que deberán

utilizarse sin pasta de dientes; de 3 a 4

años con cepillo para esa edad y con pasta

de dientes fluorada, pero de baja concentración;

y a partir de 5 años pueden

utilizarse de cabezal pequeño y pasta de

dientes fluorada especialmente indicada

para esta edad, con gustos agradables para

facilitar la motivación del niño.

» Como norma general, los cepillos deben

cambiarse cada 3 meses de uso continuado.

» El cepillado general debe durar 3 minutos

y abarcar todas las piezas dentales de la

boca.

» Es aconsejable seguir siempre el mismo

orden a la hora de realizar el cepillado y

hacerlo después de cada comida. Es muy

importante iniciar este hábito desde muy

pequeños para que se incorpore al día a

día como algo cotidiano.

» Su farmacéutico puede aconsejarle sobre

cómo realizar un buen cepillado dental y

sobre el producto y las concentraciones

de flúor más adecuados para cada edad.

FUENTE: Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.