Las características clínicas y de imagen de las infecciones por COVID-19 en pacientes totalmente vacunados tienden a ser más leves que las de los pacientes parcialmente vacunados o no vacunados, según un nuevo estudio multicéntrico publicado en la revista ‘Radiology’.

El número de casos confirmados de COVID-19 en todo el mundo supera ya los 270 millones, con una tasa de mortalidad global de aproximadamente el 2%. Y las vacunas contra el COVID-19 son herramientas eficaces y fundamentales para controlar la pandemia, aunque no son 100% efectivas para prevenir la enfermedad.

Las infecciones intercurrentes se definen como la detección de ácido ribonucleico (ARN) o antígeno del síndrome respiratorio agudo severo 2 (SARS-CoV-2) en una muestra respiratoria recogida de una persona 14 días o más después de haber recibido todas las dosis recomendadas de las vacunas COVID-19.

"Aunque el riesgo de infección es mucho menor entre los individuos vacunados y la vacunación reduce la gravedad de la enfermedad, no se han comunicado en detalle los datos clínicos y de imagen de las infecciones por COVID-19", apunta el autor principal del estudio, Yeon Joo Jeong, del Departamento de Radiología y del Instituto de Investigación Biomédica del Hospital de la Universidad Nacional de Pusan en Busan (Corea del Sur).

"El objetivo de este estudio era documentar las características clínicas y de imagen de las infecciones por irrupción de COVID-19 y compararlas con las de las infecciones en pacientes no vacunados", añade.

Diseño del estudio

Los pacientes hospitalizados con radiografías de tórax de referencia se dividieron en tres grupos, según su estado de vacunación. Los investigadores evaluaron las diferencias entre las características clínicas y de imagen y analizaron las asociaciones entre los factores clínicos -incluido el estado de vacunación- y los resultados clínicos.

De los 761 pacientes hospitalizados con COVID-19, la edad media era de 47 años y 385 (51%) eran mujeres. Cuarenta y siete pacientes (6,2%) estaban totalmente vacunados (infección de avance), 127 estaban parcialmente vacunados (17%) y 587 (77%) no estaban vacunados. Se realizó un TAC torácico a 412 (54%) de los pacientes durante la hospitalización.

De los pacientes sometidos a TC, la proporción de TC sin neumonía fue del 22% (71/326) de los pacientes no vacunados, del 30% (19/64) de los pacientes parcialmente vacunados y del 59% (13/22) de los pacientes totalmente vacunados. El estado de vacunación completa se asoció a un menor riesgo de requerir oxígeno suplementario que el estado de no vacunación, así como a un menor riesgo de ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

Los resultados también mostraron asociaciones entre el riesgo de enfermedad grave y características clínicas como una mayor edad, antecedentes de diabetes, linfocitopenia, trombocitopenia, LDH (lactato deshidrogenasa) elevada y PCR (proteína C reactiva) elevada. Cabe destacar que la edad también resultó ser un importante factor de predicción de una enfermedad más grave en los pacientes con COVID-19, incluso en aquellos con una infección avanzada.

Los investigadores señalan que las diferencias observadas en las características clínicas pueden reflejar diferencias en las prioridades de vacunación en función de las comorbilidades subyacentes.

Durante el periodo de estudio, los grupos de alto riesgo, como las personas mayores de 65 años, los trabajadores sanitarios y las personas con discapacidades fueron objetivos prioritarios de la vacunación contra la COVID-19. Por lo tanto, los pacientes de edad avanzada y los pacientes con al menos una comorbilidad fueron más comunes en el grupo vacunado que en el grupo no vacunado en el estudio.

"A pesar de estas diferencias, la ventilación mecánica y la muerte intrahospitalaria sólo se produjeron en el grupo no vacunado –explica el doctor Jeong–. Además, tras ajustar las características clínicas de partida, el análisis demostró que los pacientes totalmente vacunados tenían un riesgo significativamente menor de necesitar oxígeno suplementario y de ingresar en la UCI que los no vacunados".