La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha reclamado al Ministerio de Sanidad que incluya los casos de COVID persistente en el registro de datos notificados de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) y que identifique si corresponden a profesionales sanitarios o sociosanitarios.

Asimismo, solicita la catalogación de la enfermedad creando una codificación única para todas las Comunidades Autónomas. E insta a que se considere el contagio por COVID como enfermedad profesional para los profesionales sanitarios y sociosanitarios, independientemente de la fecha donde se haya producido el contagio.

En una carta dirigida a la titular del departamento, Carolina Darias, el sindicato ha mostrado su preocupación por el incremento de casos de COVID persistente o COVID crónico. En ese sentido, ha recordado que se trata de una enfermedad que aún está sin catalogar, pese a que está recogida en el documento de información clínica Covid-19 (actualización, 28 de mayo de 2021) del propio Ministerio de Sanidad.

La COVID persistente se ha sido descrito como una manifestación de síntomas múltiples que se mantienen en el tiempo. Entre ellos se encuentran: malestar, fatiga, fiebre, dolor, neurológicos, respiratorios y digestivos. Son malestares que ocurren en personas que han sufrido la enfermedad.

Colectivo de pacientes desamparado

“Desde CSIF entendemos que este colectivo de pacientes con COVID persistente (se calcula que son un 10% del total de quienes han pasado la COVID en mayor o menor grado) se encuentra desamparado por la diversidad de síntomas además de cierta incomprensión institucional y social, y una falta de criterio común en el abordaje de sus síntomas“, señalan desde la organización sindical.

Tal y como añaden desde CSIF, miles de estos afectados forman parte de las plantillas de los servicios sanitarios y sociosanitarios públicos o privados. Por ello, “estas dificultades se suman a la infra-declaración del contagio por COVID como contingencia profesional, las incapacidades laborales no reconocidas derivadas del contagio y la falta de adaptación de los puestos de trabajo como trabajadores especialmente sensibles”, añaden.

Unidades de Atención al COVID persistente

En su petición al Ministerio de Sanidad, CSIF también ha solicitado la creación de Unidades de Atención al COVID Persistente en las gerencias de Atención Primaria (AP) y Hospitalaria. Estas serían atendidas por profesionales especialmente formados y coordinados con los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales.

Su labor sería ofrecer una asistencia sanitaria específica a estos profesionales afectados, especialmente en la de AP, por su importancia en la coordinación, seguimiento y diagnóstico de esta enfermedad. En ese contexto, la formación sindical también propone la creación de programas de formación e información a los profesionales sanitarios sobre esta enfermedad y la mejor manera de abordarla.

Otras demandas sobre la COVID persistente

En su lista de peticiones, CSIF demanda la elaboración de protocolos homogéneos y con criterios unificados de actuación en la AP y derivación a la Atención Especializada para los pacientes de COVID Persistente. Potenciar la investigación de la COVID persistente para avanzar en el conocimiento de esta enfermedad y el daño celular que produce, es otra de las solicitudes.

Para terminar, también reclaman incluir la COVID persistente para la evaluación y adaptación de los trabajadores especialmente sensibles (TES) dentro del Procedimiento de actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2 para la gestión de la vulnerabilidad y el riesgo.