E.P.- Una veintena de países y diversas organizaciones internacionales han creado en Oslo una asociación nórdica para la Sanidad pública destinada a reducir las diferencias entre los países occidentales y el ex bloque soviético en esta materia.

La asociación de la que forman parte Rusia, y los países bálticos y escandinavos, reunidos por Estados Unidos, la Unión Europea (UE) con Francia al frente, y la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que ,principalmente, tratarán dos temas que son la prevención de problemas de salud pública como el sida y la tuberculosis y la mejora de estilos de vida mediante la lucha contra el alcoholismo y la toxicomanía o la sensibilización frente a las enfermedades de transmisión sexual.

"Lo más importante no es el dinero, es el intercambio de información", según ha explicado un alto responsable del Ministerio de Sanidad noruego, Joergen Kaurin, quien resaltó además la necesidad de dotar de "más eficacia" a los hospitales.