Redacción. Madrid.- La Universidad Autónoma de Barcelona contará con el BioBanco de Reparación del ADN, el primer banco de toda España que albergará ADN y tejidos derivados de pacientes de enfermedades causadas por deficiencias en la reparación del ADN, un conjunto de enfermedades generalmente de muy baja incidencia pero con una elevadísima predisposición genética al cáncer.

La investigación en este tipo de enfermedades es de gran importancia para la comprensión de los mecanismos biológicos de protección del genoma. Por ello, el BioBanco de la UAB será un elemento clave en la investigación contra el cáncer. La puesta en marcha del BioBanco ha sido recientemente aprobada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y será operativa a partir del próximo mes de marzo.

El xeroderma pigmentosum, la anemia de Fanconi, la ataxia telangiectasia o el síndrome de Nijmegen son algunas de las numerosas enfermedades de muy baja incidencia que se caracterizan por tener deficiencias en los mecanismos de reparación del ADN. Estas deficiencias se traducen en una facilidad extraordinaria para sufrir mutaciones y provoca una elevada predisposición al cáncer.

El estudio de este tipo de enfermedades beneficia evidentemente a sus pacientes, pero también es muy importante para establecer estrategias de terapia contra el cáncer en general y para entender los mecanismos de transformación tumoral. Aun así, una de las principales dificultades con que se encuentran los investigadores de este tipo de patologías es la gran dispersión de los escasos pacientes en todo el mundo y, por lo tanto, la dificultad a la hora de obtener muestras de ADN y líneas celulares para su estudio.

La Universidad Autónoma de Barcelona dispondrá a partir del próximo mes de marzo del primer banco de toda España de líneas celulares y ADN procedentes de pacientes de enfermedades con deficiencias en los mecanismos de reparación de ADN. El BioBanco, dirigido por el doctor Jordi Surrallés, investigador del Grupo de Mutagénesis del Departamento de Genética y de Microbiología de la Universidad Autónoma de Barcelona, permitirá a la comunidad científica el estudio de los mecanismos de mutación y de reparación del ADN, su papel en el origen del cáncer y el estudio de los genes implicados.

Esto facilitará el diagnóstico molecular y la aplicación futura de técnicas de terapia génica en algunas de estas enfermedades, la investigación en los mecanismos celulares de prevención del cáncer y la incorporación de grupos españoles en las redes europeas e internacionales de investigación en este campo.

El BioBanco de la UAB estará financiado mayoritariamente por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el cual ha dado recientemente el visto bueno a la iniciativa. El banco de tejidos obtendrá, congelará y mantendrá líneas celulares y ADN de familias afectadas por Anemia de Fanconi, líneas celulares de pacientes de xeroderma pigmentosum, así como líneas deficientes en reparación derivadas de cáncer de colon y cáncer de mama hereditarios. Todo el material se mantendrá congelado en tubos para su uso en el laboratorio de la UAB que acoge el BioBanco y para su distribución a otros laboratorios nacionales o extranjeros. En una segunda fase, el BioBanco acogerá material biológico de pacientes afectados por ataxia telangiectasia y de síndrome de Nijmegen, pacientes con una incidencia muy elevada de linfomas y de otros tipos de cáncer.