En los últimos años la evidencia científica muestra que el uso excesivo de videojuegos por parte de niñas y niños puede afectar el rendimiento escolar, la convivencia familiar y social, e incluso causar dependencia o adicción a videojuegos.

Por lo cual diversos especialistas han desarrollado el Manual informativo y de orientación sobre el uso casual y problemático de videojuegos como una herramienta para prevenir este tipo de adicciones de la mano de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), según comenta su directora Evalinda Barrón Velázquez.

¿Cómo prevenir adicciones por videojuegos?

El objetivo de este manual es orientar e informar para prevenir adicciones a los videojuegos con base en evidencia científica, sobre el uso casual y problemático de videojuegos en niñas, niños y adolescentes, así como sus padres, madres, cuidadores y otros usuarios.

El director general de los Servicios de Atención Psiquiátrica (SAP), Juan Manuel Quijada Gaytán, sugiere determinar tiempos específicos para no afectar otras actividades, además de supervisar y conocer la clasificación y los tipos de videojuegos de acuerdo con las edades y contenidos.

Los videojuegos pueden ser útiles para hacer frente a problemas mentales como las fobias, trastornos por estrés postraumático y por déficit de atención con hiperactividad, así como para fomentar la actividad física.

Buen uso de videojuegos promueve habilidades mentales

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) sugiere que los videojuegos son para personas que disfrutan de relaciones sólidas, sociales y familiares. En contraste, aquellas personas que sufren soledad, estrés, depresión o determinados problemas en el hogar pueden agravar su situación.

Guillermo Peñaloza Solano, especialista de los Servicios de Atención Psiquiátrica, refiere que algunos videojuegos promueven la interacción social y las amistades, contribuyen a desarrollar habilidades para la resolución de problemas y la negociación, entre otras cualidades.

Añade también que el uso de videojuegos puede fortalecer la memoria y el aprendizaje, mejorar el control de los movimientos y de las áreas cerebrales responsables de la toma de decisiones; además de activar habilidades como la planeación.

Los videojuegos no promueven la violencia

Actualmente no existe evidencia científica que establezca una relación directa entre los videojuegos y la violencia, ya que los contextos sociales y situaciones particulares del individuo influyen en el comportamiento. Esta es una de las razones de importancia para desvincular los mitos sobre los videojuegos.