La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) ha censurado la exención del requisito de nacionalidad que contempla la Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid para la contratación de facultativos de especialidades médicas deficitarias en los centros dependientes del Servicio Madrileño de Salud "por razones de interés general".

Lo han hecho en un comunicado con motivo del trámite de audiencia abierto por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en torno al ‘Anteproyecto de Ley de medidas urgentes para el impulso de la actividad económica y la modernización de la administración de la Comunidad de Madrid’. En él, lamentan que en esta excepción, autorizada por el Gobierno central, no aclaren los criterios con los que se van a definir e identificar estas especialidades "deficitarias".

De este modo, ha alegado en un comunicado, "se corre el riesgo de convertir la medida de excepción en una nueva forma de precarización de las condiciones de trabajo".

Constatación de la insuficiencia de médicos

Esta medida, en su opinión, supone "la constatación institucional de una insuficiencia en las plantillas de médicos" que han denunciado durante la pandemia. "Y que a menudo ha sido negada desde la propia Administración de la Comunidad", alegan.

A diferencia de otras comunidades autónomas, señalan que en la región no se han "agotado" las posibilidades "actualmente existentes" para la provisión del personal médico. Al revés: "Ha mantenido sus condiciones de trabajo en un ámbito de precariedad que hace que los puestos de trabajo que van quedando vacantes en nuestra comunidad no sean cubiertos por los nuevos especialistas que en ella se forman".

En ese sentido, han ejemplificado esta precariedad con la falta de reconocimiento del ejercicio en la Urgencia Extrahospitalaria 112. También la insuficiente aplicación de medidas de conciliación y estabilización en la Atención Primaria. Y la dilación temporal en la convocatoria de los procesos selectivos. En el ámbito hospitalario, indican la falta de cumplimiento del acuerdo de bolsas de empleo, la falta de identificación de las plazas y la absoluta carencia de concursos de movilidad y traslado.

Reducción de la capacidad de trabajo

"Todo ello reduce nuestra capacidad de atracción de profesionales. Y origina una huida de nuestros profesionales hacia otros ámbitos geográficos", indican. Ponen de ejemplo que de 223 especialistas en Medicina de Familia que terminaron su formación en Madrid en 2021, solo se quedaron 17 en la Atención Primaria madrileña. 

Un situación que se produce en un contexto europeo en el que los médicos madrileños se encuentran "en la zona baja de la distribución según el nivel de retribución alcanzado". Señalan que han sufrido con la crisis económica un descenso en este nivel de en torno al 30%. De él, "solo se ha revertido escasamente una tercera parte".

Con este panorama, ha alegado Amyts, la excepción en el criterio de nacionalidad que permite la contratación de médicos extracomunitarios para suplir la carencia de médicos "tan solo ahondará en la precarización de la profesión médica". Sobre todo porque no se ha optimizado previamente otras posibilidades.

"Y lo hará, además, creando contratos en condiciones de una precariedad similar para médicos procedentes de otras latitudes", han advertido. Además, la asociación ha trasladado su "extrañeza ante la utilización de una ley "de última hora" para incluir un conjunto muy amplio de modificaciones normativas".