El XXVII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia ha sido inaugurado este lunes por la tarde. En el acto, el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Antonio Fernández-Pro, ha recordado que la mejor estrategia para hacer frente a situaciones de incertidumbre, como la crisis sanitaria del coronavirus, pasa «por el fortalecimiento de la Atención Primaria (AP)».

Para ello, considera que hace falta «visión, valentía y más presupuesto», así como contar con los profesionales sanitarios. «Cualquier mejora del modelo sanitario pasa por una AP más fuerte», insistió durante la inauguración.

Papel de la AP

Además, Fernández-Pro ha destacado el papel desarrollado por el primer nivel asistencial durante la pandemia. “Nos han pedido ayuda otras instituciones o servicios sanitarios desbordados por la asistencia, y lo hemos hecho con efectividad, dando respuestas con los valores clásicos que aportan valor a la Medicina de Familia: accesibilidad, integridad, polivalencia y papel en la coordinación de servicios. Estamos muy habituados a trabajar en incertidumbre y hemos abordado estas situaciones con una gran capacidad de resolución”.

SNS reforzado

El presidente de la SEMG ha señalado que la situación que estamos viviendo les ha hecho visualizar algunos de los puntos a los que se debe evolucionar. “El futuro exige más prevención, más salud pública y un Sistema Nacional de Salud reforzado y más cerca de las personas”.

“Llegamos a este congreso con un sabor agridulce, cansados física y mentalmente”, según el presidente de la SEMG, que durante el inicio del acto inaugural dedicó un minuto de silencio a los profesionales fallecidos durante la pandemia. También se mencionó a los residentes y cómo les ha afectado en su formación la pandemia y cómo han vivido el nuevo formato de atención al paciente con la teleconsulta.

Pacientes con síntomas persistentes

Asimismo, Fernández-Pro se ha referido a la línea de trabajo iniciada para la atención a los pacientes con síntomas persistentes después de haber pasado el coronavirus. “Fuimos los primeros en alzar la voz en defensa de este colectivo de pacientes y aunamos esfuerzos para elaborar y consensuar una Guía Clínica para la Atención al paciente Long COVID”, liderada por SEMG y avalada por medio centenar sociedades científicas y asociaciones de pacientes.

Posteriormente a la inauguración, que también contó con Juana Sánchez y Alicia Navarro, como presidentas del comité científico y organizador; el alcalde de Palma, José Hila, y la presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, Francina Armengol, la doctora María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS impartió la conferencia inaugural.

Bajo el título «Salud para liderar una recuperación después del COVID-19″, Neira consideró que “es el momento de que los médicos no solo atendamos, por ejemplo, un caso de asma, sino que conozcamos dónde vive ese niño al que le prescribimos un inhalador, cuál es la contaminación del aire en ese sitio y cómo vamos a hacer oír nuestra voz en esa lucha para mejorar la calidad del aire que respiramos».

La doctora Neira considera que la vacuna que tenemos en estos momentos para recuperarnos de la COVID-19 es «muy sencilla, pero al mismo tiempo muy difícil de conseguir: la inteligencia y el sentido común. Si tomamos buenas decisiones en la lucha contra el cambio climático, va a beneficiar también a la contaminación del aire, será la mejor protección para la salud pública y la salud individual, así como una manera de generar economía y empleo», añadió.