La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha querido resaltar el importante papel que tienen y tendrán los pediatras de AP en el seguimiento de los lactantes, niños/as y adolescentes con sospecha de infección por la COVID-19; y han reclamado que se dote de los medios diagnósticos necesarios al primer nivel asistencial para que el seguimiento de los casos de infección por el SARS-CoV-2 sea más completo en las próximas semanas y meses.

Según los datos preliminares de una reciente encuesta de AEPap, que se publicará próximamente, cuatro de cada cinco pediatras de AP visitaron niños con sospecha de infección por la COVID-19 durante el mes de marzo del 2020 sin todos los medios de protección adecuados, lo que ha resultado en la infección por COVID-19 de pediatras de Atención Primaria en todas las comunidades autónomas, especialmente en Madrid, Castilla y León y la Comunidad Valenciana.

Por otra parte, como ha destacado la presidenta de AEPap, Concepción Sánchez Pina, desde que se decretó el estado de alarma a mediados del mes de marzo, los pediatras de Primaria han realizado un exhaustivo seguimiento de otras patologías diferentes al coronavirus bien telefónicamente, por videoconferencia o con apoyo de vídeos y fotografías en los casos necesarios, y con consultas presenciales siempre que ha sido necesario, incluyendo fines de semana y festivos, para contribuir entre todos a reducir las visitas innecesarias a los servicios hospitalarios.

Falta de recursos

Ante esta situación, los pediatras de AP recuerdan que, ahora que algunas CC.AA comienzan ya la desescalada y afrontan nuevas fases epidemiológicas frente a la COVID-19, la falta de recursos supondrá “seguir ciegos en el próximo otoño e invierno si no se dota de herramientas diagnósticas como test de gripe, test de VRS, autoanalizadores de Proteína C reactiva etc., que junto a los test diagnósticos del virus SARS-CoV-2 facilitarán el abordaje de toda la patología infecciosa pediátrica superponible a la enfermedad COVID-19”. De esta forma consideran que la administración sanitaria tiene la oportunidad de demostrar que quiere apostar por la mejora de la calidad de la asistencia y por la Pediatría de Atención Primaria.

En esta misma línea, la AEPap también reclama que se deben de seguir incrementando las plazas de la especialidad de Pediatría y sus Áreas Específicas para la convocatoria del año 2020 y los siguientes. Tal y como exponen, de no ser así,