El embarazo es una etapa de desafíos, por lo que se debe de cuidar la salud de ambos padres para un óptimo desarrollo del nuevo integrante de la familia

Es así que el médico cirujano partero, Roberto Antonio Córdova González, recomienda mantener un adecuado control de peso desde antes de la concepción, así como ingerir micronutrientes (vitaminas y minerales).

Adicional a ello, aconseja la práctica de ejercicio, que en conjunto, contribuirá a prevenir los defectos al nacimiento.

El egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) con especialidad en Ginecología y Obstetricia, explica que los defectos al nacimiento son irregularidades en las funciones y estructura de un bebé al momento de nacer.

Afirma que existen distintas malformaciones congénitas, por ejemplo: en la tercera semana del desarrollo embrionario, 4.9 nacimientos por cada 10 mil tienen defectos del tubo neural.

De todos ellos, señala, el 75% corresponde a casos de espina bífida (alteración más común del tubo neural) que provoca daños en la columna vertebral del recién nacido.

La importancia de ser precavidos

La “Encuesta de Salud y Nutrición” ENSANUT 2018 indica que el 76.8% de las mujeres mexicanas mayores a 20 años tienen sobrepeso y obesidad.

Es decir que no cuentan con un plan de alimentación saludable, además de tener deficiencia de nutrientes y ser vulnerables a enfermedades crónico-degenerativas, además de afectar la salud de su futuro bebé en caso de convertirse en madres.

Entre las acciones que se deben de tomar en cuenta a la hora de planificar un embarazo, el especialista recomienda incluir en la suplementación diaria por lo menos 0.4 miligramos de ácido fólico.

Un ejemplo de ácido fólico puede ser Folivital, ya que puede recudir hasta el 70% los casos de defectos al nacimiento como espina bífida, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Nutrientes indispensables

Las parejas que planifican en conjunto antes de tener un hijo, tienen una mayor oportunidad de ser sensibles y estar conscientes del proceso que conlleva la formación adecuada de un bebé.

Para hacer de la vida una historia saludable, el médico asegura que existen plataformas tecnológicas gratuitas como MedPoint, que ayudan a los profesionales de la salud a proveer de información valiosa y confiable.

El experto también emitió algunas de las recomendaciones para iniciar con el cuidado de la salud femenina en edad fértil, las cuales son:

  • Comenzar a consumir nutrientes que frecuentemente son deficientes en el organismo como: ácido fólico, calcio, vitamina D, hierro, vitamina C, vitamina B12, zinc.
  • Mantener una adecuada alimentación en la que se incluya vegetales, frutas, proteínas y grasas saludables.
  • Ingerir constantemente líquidos sin calorías.
  • Realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio al día.