La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha participado en el acto de inauguración del XXV Congreso Nacional de Informática de la Salud ‘Infors@lud 2022’. Durante el mismo, ha dado algunas de las claves de la Estrategia de Salud Digital. Esta será el marco común de colaboración para que el potencial del Big Data, la Inteligencia Artificial, el Internet de las cosas y los dispositivos móviles se conviertan en medios para mejorar la salud.

Cabe recordar que la Estrategia de Salud Digital está dotada con más de 700 millones de euros, de los que más de 450 provienen de fondos europeos. Su objetivo pasa por fortalecer el sistema sanitario público mediante la capacidad transformadora de las tecnologías digitales dirigida a personas, profesionales de la salud, organizaciones proveedoras de servicios sanitarios y resto de agentes relacionados.

En esta línea, dentro de la Estrategia y, en línea con el impulso de la Comisión Europea, la ministra de Sanidad ha destacado la apuesta de futuro que significa la construcción, junto con la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, del Espacio Nacional de Datos de Salud.

En concreto, Darias ha explicado que la analítica de datos permitirá dotar de mayor transparencia al sistema sanitario público. Tanto en lo relativo a las actuaciones realizadas, su calidad, oportunidad y recursos dedicados, como a su impacto en la situación de salud, incrementando la eficiencia del sistema nacional de salud y su sostenibilidad.

Más allá de la Estrategia de Salud Digital

En este contexto, Carolina Darias ha repasado algunos de los avances cosechados en este ámbito en los últimos tiempos. En concreto ha destacado la constitución de la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública. Se trata de una red que, contando con el apoyo de las tecnologías digitales y, en colaboración de las comunidades y ciudades autónomas, el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y el Ministerio de Sanidad, incidirá en el aumento de las capacidades de vigilancia y respuesta rápida y coordinada ante futuras amenazas contra la salud pública.

Como ha explicado Darias, una de las bases de esta Red es la modernización de los sistemas de información vinculados a la vigilancia de la salud pública. Esto permitirá al SNS dotarse de una infraestructura digital que facilite la disponibilidad y la oportunidad de los datos. Tanto los que proceden del entorno sanitario como los no sanitarios.