El Registro clínico SEMI-COVID-19, puesto en marcha por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) al inicio de la pandemia, cuenta en la actualidad con datos de más de 22.000 pacientes que fueron hospitalizados con infección confirmada por SARS-CoV-2, entre dados de alta o fallecidos. La iniciativa se configura como uno de los principales repositorios de información clínica sobre el virus de Europa y del mundo.

De los más de 22.000 pacientes que contiene el registro, más de 4.000 corresponden a la segunda y tercera ola de la epidemia en España.

Actualmente, participan más de 700 investigadores de 137 hospitales repartidos por toda la geografía española. Cabe destacar que hay en marcha, ligadas al registro, numerosas investigaciones que permitirán buscar, conocer y obtener nueva evidencia científica de calidad sobre múltiples aspectos diagnósticos, clínicos y terapéuticos de la enfermedad por SARS-CoV-2, así como sobre factores de buen y mal pronóstico.

Publicaciones científicas

Hasta el momento, en base a los datos y hallazgos del Registro SEMI-COVID-19, se han publicado ya un total de 15 artículos científicos en revistas internacionales de impacto. Dichas publicaciones sitúan a la SEMI a la vanguardia nacional e internacional de la investigación científica sobre el virus y la enfermedad que causa.

Hoy en día, existen 25 trabajos de investigación redactados y enviados para publicar, en fase de revisión por parte de distintas revistas científicas internacionales. Igualmente, hay otros 20 trabajos nuevos de investigación en fase de elaboración.

Una ficha con 300 variables de cada paciente

De cada paciente incluido en el Registro, se ha cumplimentado una ficha con más de 300 variables. Entre ellas, antecedentes médicos, parámetros clínicos y de exploración y datos de laboratorio y/o de pruebas complementarias. Estos datos resultan claves para estudiar y entender la enfermedad por COVID-19 y conocer las pautas de tratamiento que más han beneficiado a los pacientes. Además, permiten orientar a los profesionales para consensuar nuevos protocolos para el manejo de los casos.

El importante número de pacientes incluidos en el Registro clínico SEMI-COVID-19 y el elevado volumen de datos recogidos ofrecen una gran solidez científica a los resultados que se obtienen en las distintas investigaciones. Gracias al carácter multicéntrico del Registro de SEMI, se evita también cualquier potencial tipo de sesgo en las muestras recogidas.