La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha mostrado su rechazo al plan de choque diseñado por la Fundación IDIS para que la sanidad privada ayude a poner a cero la lista de espera quirúrgica del Sistema Nacional de Salud (SNS), ya que cree que acabará deteriorando aún más el sistema e incluso empeoraría la situación.

La Federación ha denunciado que los 1.500 millones que calculan que costaría dicho plan tendrían que salir de los actuales presupuestos sanitarios «ya muy castigados por los recortes», ya que es «sumamente improbable» una partida extraordinaria ante el techo de gasto del Gobierno y las comunidades.

Además, dudan de los resultados que pudiera tener ya que «las listas de espera en Sanidad son un problema multifactorial que solo puede ser abordado desde actuaciones integrales de todo el sistema sanitario».

Por otro lado, la FADSP ha criticado al Gobierno porque, a su juicio, busca «deteriorar el sistema sanitario público para favorecer al sector privado, es decir, los intereses económicos de los empresarios privados por encima de la salud de la población».