El preocupante déficit de profesores de Medicina pone en riesgo la actual formación en las facultades. Así lo ha puesto de manifiesto el Foro de la Profesión Médica, en su reunión de este miércoles.

Ante el mensaje continuamente difundido de la falta de médicos, las organizaciones del Foro quieren advertir de que se está poniendo el foco en el lugar equivocado. Y es que, resulta ineficaz aumentar la oferta educativa para el Grado en Medicina si no dispones de profesores de Medicina suficientes. Todo ello sumado a la creación de nuevas facultades no justificadas por criterios académicos ni sanitarios.

En esta misma reunión, también se ha solicitado la implantación de un sistema similar al MIR, de distrito único para toda la geografía, para el acceso a las plazas de Medicina en las facultades. No obstante, en algunos centros no se están cubriendo todas las plazas disponibles. Así, consideran imprescindible hacer una mejora en todo el proceso formativo, adecuando las plazas disponibles para el Grado a la oferta de recursos. En este sentido, resulta clave que se incentive y se reconozca la labor de los tutores como pieza clave para potenciar y mejorar la Formación Sanitaria Especializada.

Un déficit de 3.800 profesores de Medicina

En esta línea, el pasado mes de enero el Foro se hizo eco de los informes de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM). Estos señalaban que existe un déficit de 3.800 profesores de Medicina para la docencia de los 44 grados de que se imparten a nivel nacional. De esta forma, sería necesario que se incorporaran 410 docentes cada curso. Sin embargo, no llega a un centenar el número de quienes se acreditan. Además, que se ha constatado una creciente presencia de profesorado no médico en el Grado de Medicina.

Por último, las organizaciones del Foro han manifestado su apoyo a la reivindicación de CESM para las reuniones del Ámbito. En estas se negocia la modificación del Estatuto Marco, en las que el sindicato está reclamando una regulación específica para el médico y el personal facultativo.