Redacción, Madrid.-Según datos de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC), "España es muy deficitaria en gestores técnicos frente al resto de nuestro entorno europeo, lo que tiene una repercusión directa en un menor control de los dispositivos médicos instalados y un mayor coste en su conservación, pudiendo en algunos casos, conllevar riesgos en su aplicación al paciente". Este y otros aspectos van a ser abordados durante el IV Congreso Nacional de Electromedicina e Ingeniería Clínica que se celebra en Huelva hasta el próximo 27 de junio, y en el que participan más de 150 expertos en esta materia.

Para la SEEIC, los ingenieros clínicos son profesionales expertos en la gestión de equipos médicos, su uso en condiciones de seguridad y en la optimización de los recursos tecnológicos sanitarios. De esta forma, mientras que en EE.UU. y otros países europeos se contempla esta figura como obligatoria dentro de los centros sanitarios, en España, sin embargo, se sigue retrasando su incorporación, con la carencia, en muchos casos, de estos profesionales.

En este sentido, y tal como ha señalado el secretario de esta Sociedad Científica, José Ramón Román, "España está incorporando a su Sanidad, por un lado, las más recientes tecnologías como diagnósticos por antimateria, ecografías en tres dimensiones, angiografía digital, etc., sin embargo, necesita más expertos para poder manejarla, ya que existe una importante descompensación entre la inversión y su posterior mantenimiento que puede llevar a graves consecuencias".

Por tanto, durante estas jornadas, que están presididas por José Sánchez Segovia, jefe del Servicio de Electromedicina del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, se va a intentar sensibilizar y colaborar con la Administración sanitaria hasta alcanzar un reglamento de incorporación de estas unidades a los hospitales, crear mecanismos y vías de formación de los profesionales sanitarios y mejorar la comunicación y colaboración entre fabricantes, técnicos especialistas y Administración. "La mejor gestión de la tecnología no sólo permite optimizar las inversiones, sino también disminuir los tiempos de parada y las listas de espera", concluye el presidente de estas jornadas, Sánchez Segovia.